La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Faustino Catalina

Viernes de 22:30h a 23:30h

Obispo auxiliar de Managua: "La Iglesia ha vuelto a apostar por el diálogo" en Nicaragua

Monseñor Báez explica en COPE cómo la Iglesia actúa de mediadora en el conflicto político y social de este país centroamericano

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02 mar 2019

El obispo auxiliar de Managua (Nicaragua), Monseñor Silvio José Báez ha explicado en 'La Linterna de la Iglesia' este viernes que la Iglesia en ese país "ha vuelto a apostar por el diálogo y la mediación" después de que el pasado miércoles se abriera una segunda etapa de negociación entre el Gobierno de Daniel Ortega y la oposición.

ESCUCHA LA ENTREVISTA A MONSEÑOR BÁEZ EN 'LA LINTERNA DE LA IGLESIA'

"El conflicto nicaraguense es muy complejo, no se soluciona de un día para otro y probablemente llevará mucho tiempo", ha avisado Monseñor Báez. "El problema es político, pero a nosotros, como pastores, lo que más nos preocupa es el fraccionamiento de la sociedad, la polarización que ha creado", ha apuntado el obispo auxiliar de la capital nicaragüense, que también ha añadido que "incluso superando el problema político nos va a quedar una sociedad sumamente enfrentada, y de ahí que, de cara al futuro, la Iglesia tendrá la gran tarea de acompañar un proceso de sanación interior en las víctimas y de reconciliación social en todo el tejido de la convivencia".

"Somos una nación que no tiene cultura de diálogo, no tiene cultura democrática y esto hace que se vuelva mucho más difícil la dinámica del diálogo en el primer día", ha dicho Báez. En este segundo proceso de diálogo, a la Iglesia Católica se la está llamando "observadora" y no "mediadora": "Lo que menos importa es el nombre que se le da a la Iglesia, lo importante es que estemos presentes favoreciendo el encuentro", ha señalado.

Sufrió una agresión

"Fui agredido físicamente cuando con el señor Cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico fuimos a un templo a intentar liberar a unos rehenes de un grupo violento. Lo logramos hacer, pero tuvimos que pagar el precio de ser agredidos verbalmente e incluso físicamente, yo quedé herido en el brazo. Es una secuela de lo que hemos vivido, pero mínima en comparación con lo que la gran mayoría del pueblo de Nicaragua ha padecido". Con estas palabras ha explicado Monseñor Báez lo que sucedió en el mes de julio en la Basílica Menor de San Sebastián en la ciudad de Diriamba.