COPE

¿Puede el Congreso salvar a Iglesias de ser investigado por el caso Dina?

El proceso contra el vicepresidente segundo pondrá a prueba de nuevo la independencia de la Fiscalía en manos de Dolores Delgado

Audio

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:28

Pablo Iglesias vuelve a verse atrapado entre las redes de la Justiciz. El juez del caso Villarejo ha pedido al Tribunal Supremo investigar al vicepresidente segundo y líder de Podemos por descubrimiento o revelación de secretos, con agravante de género, daños informáticos, y acusación o denuncia falsa y/o simulación delito en relación al robo del móvil de su exasesora Dina Bouselham.

El magistrado considera que Iglesias usó de forma fraudulenta este proceso para intentar lograr algún tipo de ventaja electoral ante los comicios de abril de 2019. El magistrado relata que bajo las instrucciones dadas por Iglesias, y con el beneplácito de la dirección de la asesoría jurídica de Podemos, presentaron la desaparición del teléfono de Dina "como un encargo realizado por el Gobierno del PP al ex comisario Villarejo, para publicar en el digital OK Diario, en el contexto de una campaña para perjudicar a Iglesias, y por ende a Podemos".

Según recuerda el juez, Iglesias recibió del presidente del Grupo Zeta Antonio Asensio, el 20 de enero de 2016, la tarjeta de memoria original procedente del teléfono de Bousselham, en la que comprobó que almacenaba archivos personales y de carácter muy íntimo. "Pese a ello se guardó la tarjeta en su poder, sin decírselo a su propietaria aun cuando ambos eran personas cercanas (ella había sido su asesora) y el conocimiento que tenía de la desaparición de los objetos de Dina desde noviembre de 2015", explica el juez en otro auto en el que decide propone juzgar al resto de imputados, sobre los que sí tiene competencia.

Se trata del ex comisario José Manuel Villarejo, el ex director de la revista Interviu, Alberto Pozas, y el periodista Luis Rendueles, a los que se investiga en la Audiencia Nacional por descubrimiento y revelación de secretos. De acuerdo con la investigación, el contenido de la tarjeta llegó a Villarejo a través del exdirector de Interviú, quien a su vez entregó una copia a Asensio y éste se la dio a Iglesias, que se guardó la tarjeta de memoria sin decírselo a su propietaria. A esto añade que cuando devolvió la tarjeta a Dina ésta ya estaba "inservible para su funcionamiento".

El magistrado apunta como otro hecho destacado el que durante en el mes de julio de 2016 se publicaron en Ok Diario imágenes procedentes del dispositivo de Dina y que Pablo Iglesias había visto en la tarjeta de memoria. García Castellón también destaca como hecho relevante la comparecencia de Bouselham el pasado marzo, en la que el juez considera que faltó a la verdad, al igual que hizo su marido tres días más tarde.

El magistrado indica que la interrupción de la investigación tras el auto de la Sala ha impedido recabar una prueba directa de la destrucción material de la tarjeta por parte del aforado. Ello, indica, "no impide, sin embargo, que se pueda sostener en esta fase, y desde la provisionalidad del momento procesal inicial", que existen elementos de cargo suficientes para poder atribuir a Iglesias "los daños sufridos por la micro tarjeta SD".

¿Cuál es el recorrido judicial que tiene ahora este caso? Pablo Iglesias goza de la condición de aforado por ser miembro del Gobierno y diputado. Por tanto, es el Supremo y no un tribunal ordinario quien debe juzgarlo. De ahí que el juez del caso pide su imputación al Supremo.

Antes, el informe deberá pasar por la Fiscalía, controlada por la exministra socialista Dolores Delgado. En una intervención en el programa "Herrera en COPE", el juez Vázquez Taín cree que los 63 folios del auto del juez están llenos de "datos objetivos y es una exposición razonada", por lo que no vería lógico que la Fiscalía se opusiera. "Vamos a ver si la Fiscalía es capaz de ofrecer un relato alternativo y si cree en la inocencia y en la Justicia. Porque si es así, permitiría que Iglesias declare ante el juez", ha señalado.

El informe de la Fiscalía pasaría al Supremo para que dilucide si hay indicios o no para abrir una causa. Si así lo considerán, se enviaría una petición de suplicatorio al Congreso para que Iglesias pueda ser juzgado. Al gozar de inmunidad, Iglesias no podría ser juzgado a no ser que se suspenda dicha inmunidad, perdiendo su escaño o a través de ese suplicatorio. De acuerdo con los artículos 13 y 14 del Reglamento del Congreso, el presidente de la Cámara tiene que remitirlo a la Comisión del Estatuto de los Diputados y después elevarlo al Pleno para que se pronuncie sobre su autorización. "Veremos qué postura toman estos amigos del Gobierno a la hora de poder investigar a un vicepresidente", señala Vázquez Taín. Para conseguir esa mayoría, el PSOE debería votar a favor de investigar a Iglesias.

Si se denegara el suplicatorio, la causa penal ha de ser archivada sin que se pueda reabrir en un futuro cuando el parlamentario cese en el cargo. Eso sí, habría que fundamentarlo muy bien porque la decisión puede ser revisada y anulada por el Tribunal Constitucional.

UN AUTO EN DEFENSA DE IGLESIAS

En contra de lo que dice Podemos, el juez Vázquez Taín considera que protege a Iglesias porque le permite defenderse de los delitos de los que se le acusa. "El juez expone en un auto los indicios que tiene y las sospechas contra una persona que es aforada y traslada al Supremo que, si lo ven oportuno, abra la investigación. Hay unas diligencias muy importantes como la ratificación de los informes periciales sobre cómo se dañó la tarjeta y las explicaciones de lo que se ha declarado contra él. Esas diligencias se tienen que practicar con el señor Iglesias protegido por la capa de investigado, que da derecho a la asistencia letrada o a no declarar. El auto protege al señor Iglesias", asegura el magistrado en COPE.

EL AGRAVANTE DE GÉNERO

¿Y qué pasa con el agravante de género? Vázquez Taín subraya que no es meramente por su condición de hombre. "Puede concurrir que haya un agravante de género porque los dos periodistas que le entregaron la tarjeta dicen que se la dieron a él y no a Dina Bousselham porque no la conocían y, después de acceder al contenido de la tarjeta, dedujeron que eras novios. El señor Iglesias dice que se la quedó para protegerla. La Ministra de Igualdad asegura que siempre que haya indicios de relaciones sentimentales hay que apreciar el agravante de género y es muy defensora de que si tu pareja te controla el móvil, denúncialo", asegura Taín. El juez recuerda además que el agravante de género supone más de dos años de prisión, por lo que Iglesias podría entrar en la cárcel.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo