Más directos
Boletín

Monseñor Juan Antonio Menéndez: “Un solo caso de abusos es un grito al cielo"

El responsable de la comisión para la prevención de los abusos a menores insiste: tolerancia cero y total colaboración en la denuncia 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:29

Monseñor Juan Antonio Menéndez Fernández, Obispo de Astorga, ha sido designado por la Conferencia Episcopal presidente de la comisión para actualizar los protocolos de lucha contra los abusos a menores. En una entrevista este jueves en 'Herrera en COPE', el Obispo ha señalado que es oportuno "renovar los protocolos que la Iglesia tiene sobre estas cuestiones". "La comisión está formada sobre todo por expertos en Derecho para recuperar lo que la normativa civil y canónica han ido emitiendo en estos últimos años", ha añadido. Según Menéndez Fernández, la Iglesia tenía unos protocolos de actuación que eran de 2010, pero han quedado un poco desfasados. "En mi diócesis hemos dado a conocer 16 recomendaciones para el trato con menores de manera que se evite cualquier posible delito. Pero también hay que hacer formación para que se respete la integridad de los menores", ha explicado.

Sobre las acusaciones vertidas contra él de haber ocultado un caso de abusos a un menor, el Obispo de Astorga ha señalado que cuando llegó a la nueva diócesis, "este caso estaba prácticamente terminado". "Sólo hice el decreto final y lo envié a la congregación para la doctrina de la Fe, que es la competente en estas cuestiones. La congregación resolvió a los cuatro meses y comuniqué a la víctima y al sacerdote la resolución. La víctima quiso entrevistarse conmigo y me pidió 300.000 euros fuera del proceso como resarcimiento. Yo le dije que eso no podía hacerlo fuera del procedimiento. Y entonces anunció que haría público el caso. De ahí surgieron otros casos, por lo que pedí una investigación exhaustiva de lo que había pasado en esos colegios. Por tanto, no encubrí a nadie", ha explicado.

El obispo de Astorga, muy contundente, ha recordado que los menores deben ser protegidos, "no sólo en la Iglesia sino en toda la sociedad". "Las palabras más fuertes que dice Jesús en el Evangelio van sobre esta cuestión: 'Aquel que escandalice a uno de estos pequeños, más le valdría colgarse una rueda al cuelo y echarse al mar". Por tanto, creo que es algo necesario y urgente", ha dicho.

Menéndez Fernández señala que colaborarán con las autoridades civiles siempre que se tenga conocimiento de un caso. "Lo haremos lo mejor posible, de tal manera que en España lo erradiquemos completamente. Un solo caso es un grito al cielo", ha concluido. 

Lo más