Boletín

La mitad de los pueblos en España se ha quedado sin bancos y cajeros

La banca española ha cerrado el 42% de las oficinas. Solo desde 2008, el número asciende a 19000

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12:48

La mitad de los pueblos en España se ha quedado sin bancos y sin cajeros. Las oficinas han desaparecido dejando a sus clientes sin servicio. Lo peor es que muchos de ellos son ancianos que se ven obligados a desplazarse varios kilómetros para disponer de efectivo.

Así lo ha confesado este jueves en 'Herrera en COPE' Marga, que reside en el municipio madrileño de Canencia. Con 500 habitantes, los vecinos solo disponen de un cajero. Pero “a veces no funciona y da problemas”, lo que obliga a los tenderos y hosteleros a fiarle a los vecinos. El problema se agrava cuando llega gente de fuera y no puede disponer de efectivo.

Joaquín Maudos, director adjunto de Investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, ha profundizado en el problema que tiene “el ámbito rural de exclusión financiera”. Según ha dicho, el 2,9 de la población no tiene una sucursal en su municipio y otros pueblos solo disponen de un cajero. El problema es mayor en el caso de las personas mayores, pues al carecer de conocimientos informáticos, no pueden hacer uso de la banca on line. Pero aunque se lo propusieran, en algunos casos tampoco podrían acceder a sus cuentas porque son numerosos los pueblos que no tienen acceso a Internet.

Según ha explicado Maudos, la banca española ha cerrado el 42% de las oficinas, pero esto “va a ir a más”. Desde 2008 se han cerrado 19000. Aún así, España es uno de los países con más cajeros de Europa, por detrás de Italia, Francia, Alemania y Reino Unido.