• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Guerra, a Sánchez: “Ningún gobierno puede funcionar con bildu-etarras e independentistas”

El histórico socialista ha criticado a Podemos por defender a Maduro. “No puede seguir", aunque a algunos les “duela comparar a Stalin con Hitler"

Vídeo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:30

Alfonso Guerra, uno de los actores principales de la política española desde la Transición, acaba de escribir el libro 'La España en la que creo' como reacción a la “decadencia de los principios” constitucionales. Según ha justificado este martes en 'Herrera en COPE', “ser patriota es bueno. Es progresista. No es una cosa anclada en las tradiciones y nada más”.

El vicepresidente del Gobierno con Felipe González ha criticado así a los partidos independentistas y nacionalistas. Según ha dicho, “los nacionalistas no conciben que un patriota no sea nacionalista. A mí no me gustan los nacionalismos de ningún tipo. El nacionalismo europeo produjo 75 millones de muertos y otras tantas personas lisiadas”.

Guerra ha señalado que la desafección de la izquierda con los símbolos nacionales responde a que durante la dictadura, Franco se apropió del concepto “patria”, de modo que si no estabas con él, estabas en contra de España. Pese a ello, ha dicho no entender cómo esa desafección llega a los jóvenes de hoy en día. “Que haya gente joven que no quiera emplear la palabra España, me parece obtuso. Sentir amor por el país al que se pertenece es hacer patria”, ha argumentado. En este sentido, ha dicho que hay una especie de amor por el terreno pequeño pero no por el grande. “¿Pero no se dan cuenta que España es el conjunto de todo?”, ha criticado.

Guerra ha dicho que pertenece al socialismo de la República, cuando los socialistas eran unos “patriotas extraordinarios”. No obstante, ha señalado que actualmente “algunos se han enquistado en la defensa de un planteamiento regional y se colocan en una posición ambigua entre el socialismo y el nacionalismo que yo no comparto en absoluto”.

El legendario socialista ha criticado a Pedro Sánchez por gobernar con 84 diputados y los apoyos de Bildu y los partidos independentistas. “Ningún gobierno puede funcionar bien” así debido a las dependencias que se generan. “Todo el mundo disparaba contra el Parlamento bipartidista. Hoy deberían reconocer que se equivocaban. Que el Parlamento bipartidista funcionaba mejor. Esto es peor. Se carece hasta de educación muchas veces”, ha señalado.

En este sentido, Guerra ha dicho que a lo largo de los años ha habido tres ataques contra la Constitución: el terrorismo de ETA, el golpe de Estado del 23-F y el “golpe de Estado” de 2017 de Cataluña. “Ahora hay una manera de atacar la Constitución sin mencionarla, que es intentar el derribo de la Monarquía y la unidad territorial”, ha advertido. Del mismo modo, ha criticado a quienes dicen que hay que modificar la Constitución porque no la han votado o porque se ha quedado añeja. A su juicio, solo hay que modificarla para colmar los errores de los que pueda adolecer.

El exvicepresidente del Ejecutivo ha recordado a Adolfo Suárez. En este sentido, ha dicho que no dimitió por la presión de los socialistas sino por las de su propio partido, la UCD. Lo tenían “agobiado, había perdido la confianza del Ejército, del Rey y no tenía interlocución con los socialistas”, ha señalado.

Sobre Venezuela, el dirigente socialista ha dicho que “Maduro está en una decadencia absoluta”. Además, ha criticado, entre otros, a los dirigentes de Podemos, que se “están retirando” de las simpatías que le han mostrado siempre. “No puede seguir ese régimen dictatorial”, aunque a algunos les “duela comparar a Stalin con Hitler”. A su juicio, en el momento en que “empiecen a descolgarse los militares” que lo apoyan, será posible el inicio de un nuevo ciclo.

Sobre la actuación de Pedro Sánchez, ha dicho que lo ha “hecho bien” dándole a Maduro un plazo de 8 días para que convoque elecciones o reconocerá la Presidencia legítima de Juan Guaidó. “Europa tiene que unir sus fuerzas porque sino va a ser una residencia de la tercera edad”, ha argumentado.

Además, ha señalado que habitualmente los políticos no se preocupan por “las grandes líneas de por dónde va el mundo”, como los retos demográficos o el problema de la generación de residuos. “La desigualdad no se reduce sino que se amplía, y ese malestar social va ligado al crecimiento de los nacionalismos”, ha advertido.

Audio

 

Contenidos relacionados

Lo más