La extraña relación de San Isidro con la Casa Real

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:30

San Isidro es uno de los santos más milagrosos, con al menos 438 milagros. Entre ellos, quizás el más conocido sea el del pozo. “Según las crónicas su hijo se cayóa un pozo profundo. Desesperado junto a su mujer Santa María de la Cabeza, se pusieron a rezar y consiguieron que las aguas del pozo subieran elevando al niño que no se había ahogado”, relata el colaborador de 'Herrera en COPE', Javier Sierra.

Pero su historia está “muy trufada con un periodo muy convulso”. En el siglo XII el santo empezó a cobrar fama en Madrid. “Dicen que fue un 1 abril de 1212 cuando se encontró su cuerpo incorrupto. Poco después, el 15 de mayo fue trasladado a la iglesia de San Andrés. Por esa traslación de sus  restos incorruptos es por lo que celebramos este día su festividad”.

Además la relación de San Isidro con la Casa Real ha pasado por “incidentes de lo más curioso”. El primero de ellos fue en 1177 en la toma de Cuenca. “Cuenta la leyenda que el rey Alfonso VIII tuvo la visita de un pastor anciano que le indicó el lugar por el que podría asaltar la fortaleza en manos de los árabes. Le hizo caso y tomó la ciudad. Años más tarde cuando el mismo rey tenía 56 años y estaba desesperado con las Navas de Tolosa, volvió a recibir la visita del mismo pastor que no había envejecido, le hizo caso y de nuevo venció”.

Casualmente Alfonso VIII había escuchado que habían desenterrado el cuerpo de un gigante en Madrid, por lo que a su regreso se detuvo y pidió que le enseñaran el cuerpo, "vio que era el mismo pastor que se le había aparecido”.

Depués vendría la relación de San Isidro con otras casas reales  “Carlos II, El Hechizado, siempre enfermo, terminó durmiendo con la momia de San Isidro para ver si le podía sanar”, relata el colaborador.

Lo más