Boletín

La curiosa razón por la que en Coria del Río 650 personas se apellidan Japón

'Mediodía COPE' te cuenta una entrañable historia que ha hermado al pueblo sevillano con el país nipón

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:13

La historia del apellido 'Japón' en la localidad sevillana de Coria del Río es bastante curiosa y se remonta a 1613. En ese momento Japón se encontraba sumido en una guerra civil y el daimio, un señor feudal, Masamune Date, decidió enviar una embajada a España para entablar relaciones con un reino católico,  motivado por la historia de Luis Sotelo, un monje franciscano perseguido por el régimen japonés.

La embajada se llevó a cabo y fue liderada por el samurái Hasekura que emprendió una ruta por el Pacífico, llegando a Sanlúcar de Barrameda en 1614. Siguió por el Guadalquivir hasta Coria del Río. Estuvieron en Sevilla, un puerto importantísimo en la época, y la visitaron haciéndole llegar al rey las intenciones del daimio. Incluso el samurái Hakesura fue bautizado como Felipe Francisco de Fachicura.

La embajada tuvo que regresar a Japón sin mucho éxito en los acuerdos comerciales, pero algunos miembros de esa expedición decidieron quedarse en Coria maravillados por la hospitalidad de sus gentes y así es como el apellido 'Japón' se quedó para próximas generaciones.

El tiempo ha pasado pero el pueblo no olvida su historia. Han creado incluso la Asociación Hispano-japonesa Hasekura. En 'Mediodía COPE' su presidente desde hace 14 años, Juan Francisco Japón reconoce que a pesar del paso del tiempo los vínculos con el país nipón siguen siendo muy fuertes: “Hemos viajado allí, incluso tenemos una gran amistad con uno de los descendientes de Hasekura y con su familia”.

En octubre además Coria del Río celebra la semana japonesa en la que incluso reciben a japoneses en sus casas y en la que aprovechan para presentar libros en ambos idiomas.

Además, explica Juan Francisco Japón,  muchos de sus habitantes estudian japonés con una profesora nativa, porque tienen el “sueño” de recuperar el idioma que un día hablaron sus antepasados.

Lo más