COPE

Borrell, en COPE: “A Zelenski hay que aplaudirle menos y ayudarle más”

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha explicado en Herrera en COPE las últimas novedades en torno al conflicto de Ucrania y las sanciones

Audio

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 09:42

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha explicado en Herrera en COPE las últimas novedades en torno al conflicto de Ucrania y las sanciones a Rusia.

Borrell ha eludido utilizar la palabra genocidio para referirse a los asesinatos de civiles en Bucha y otras localidades cercanas a Kiev: "En Ucrania lo que estamos viendo son crímenes de guerra. La palabra genocidio la guardaría para cosas mucho más tremendas. Lo que pasa es lo suficientemente terrible para que lo rechacemos y, sobre todo, hagamos lo posible por evitarlo. Zelenski necesita menos aplausos y más ayuda. Hoy vamos a aprobar un nuevo paquete de sanciones, pero lo que todavía estamos discutiendo es qué hacer con la energía. Mientras tanto hay que seguir armando a Ucrania, sin entrar en una escalada que involucre a más países. Las guerras se ganan con armas y debilitando al enemigo económicamente".

Sobre situaciones coo la vivida hace unos días, Borrell ha insistido que la prioridad ahora es evitar nuevas matanzas: "Lo que hay que hacer es evitar que acciones como la de Bucha se repitan. En la ex Yugoslavia se tardaron muchos años en que los criminales de guerra fueran juzgados en La Haya y condenados".

No hay unanimidad respecto al gas

Borrell ha descartado que se pueda tomar una decisión a nivel europeo para vetar las importaciones de gas: "Una decisión unánime no se va poder tomar, porque ya hay un país que es Hungría que ha dicho que la vetará. Una decisión económica y política de un líder que acaba de ganar claramente las elecciones bajo esa premisa. Renunciar a lo que no se tiene es fácil, países que tienen gran dependencia lo tienen más difícil".

Borrell ha recordado que comprar gas a Rusia es financiar asesinatos de civiles en Ucrania: "Las sanciones no han servido para impedir la guerra. Pero deben ser muy costosas para Rusia. Y para que sean costosas, hay que entrar en el campo de la energía. Los países bálticos importaban mucho gas ruso y ya no lo hacen. De la noche a la mañana no se puede recortar una dependencia del 55% del gas como la que tiene Alemania. Hay que reducir a toda velocidad la dependencia del petróleo y del gas ruso. Del petróleo es más fácil, porque hay más, y habría que empezar para ahí. Cada día estamos pagando más de 1.000 millones por la energía rusa, y eso está financiando la guerra".

El responsable de la diplomacia europea ha descartado que China pueda ayudar a Rusia a esquivar las sanciones: "Hoy tomamos medidas para extender las sanciones a Bielorrusia, porque era la puerta de entrada, porque está al lado. China nos dijo que no iba a ayudar a Rusia militarmente, ni tampoco a circunvalar las sanciones. Otra cosa es lo que haga, pero oficialmente no lo está haciendo".

Borrell ha mostrado su confianza en que el paraguas de la OTAN disuada a Putin de empezar agresiones contra otros estados: "Cuando uno habla con Estonia, Letonia y Lituania tienen muy presente la amenaza rusa. Suecia y Finlandia se plantean la incorporación a la OTAN, lo que sería un seguro para ellos. Biden ha dicho que entrará en guerra para defender a cualquier miembro de la alianza al que ataque Rusia".

Putin llevaba años avisando de sus intenciones y nadie quiso escucharlo: "Los europeos tenemos que estar dispuestos a asumir que el mundo en el que vivimos es un mundo peligroso. Vivimos en un relativo confort, bajo el paraguas protector militar de EEUU. Nos gustaría pensar que el resto del mundo es como el nuestro. Ordenado, con libertades políticas, relativo grado de cohesión social. El resto del mundo es peligroso y estamos rodeados de regímenes como el régimen ruso, belicosos y financia su belicosidad con el dinero que les mandamos. Es un error de Alemania concentrar su importación energética de un país como Rusia. Putin lleva desde 2007 avisando, y en 2014 invadió Crimea. Llevamos desde entonces anunciando que hay que reducir la dependencia energética de Rusia y cada año la hemos aumentado. Alemania decidió renunciar a la energía nuclear porque pensaba contar con una energía barata y segura como el gas. Segura no lo es y barata tampoco. Porque tienes que tener en cuenta el gasto militar que tienes que hacer para hacer frente al señor al que le compras el gas".

Borrell no ha querido especular sobre la posibilidad de que la guerra en Ucrania acabe precipitando la caída de Putin: "No puedo decir todo lo que sé ni todo lo que pienso. El régimen de Putin es un régimen muy represivo y autoritario. Yo estuve en Moscú el día que condenaron por primera vez a Navalni. Si sales a manifestarte contra la guerra te arriesgas a varios años de cárcel. Mientras la guerra no sea un fracaso estruendoso, es un régimen con gran capacidad de aguante. También hay quien dice que los soviéticos cayeron por Afganistán, el zar por la Primera Guerra Mundial".

La moneda rusa también está resistiendo bien las sanciones: "El rublo ha demostrado una capacidad de resistencia fuerte. Putin ahora insiste en que le paguen el gas en rublos para mantener la moneda. Veremos qué pasa. Igual antes que dejar de comprar nosotros gas nos lo corta él. Estamos en una situación de equilibrio difícil. Queremos ayudar a Ucrania, pero no queremos intervenir en la guerra. La UE no es una alianza militar, pero sí creo que debemos ayudarles. Hacemos todo lo que podemos, pero sin cruzar las líneas rojas para que no se extienda el conflicto".

Borrell ha querido rechazar las excusas de Putin para justificar su invasión de Ucrania: "Biden no ha animado a nadie a entrar en la OTAN. La entrada de Ucrania en la OTAN no estaba en la agenda. Putin lo utiliza para justificar la agresión, igual que dice que hay un genocidio en el Donbass y acusa a Zelenski de ser nazi".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Sobre el gasto militar, Borrell ha recordado que más importante que la cantidad de dinero invertida es la coordinación entre estados de la UE: "Sería un error que los países europeos aumentaran su gasto militar manteniendo su estructura. Todos juntos gastamos cuatro veces lo que gasta Rusia en Defensa y lo mismo que China. Los 27 ejércitos de la UE tienen que estar más coordinados. Tenemos que gastar más, pero sobre todo gastar mejor".

Mientras tanto, recuerda Borrell, hay que seguir ayudando a Ucrania para que mantenga una posición fuerte ante el invasor: "Todas las guerras se acaban con un alto al fuego y luego un acuerdo de paz. Lo que hay que hacer es que cuando llegue el momento de negociar, Ucrania esté en la mayor posición de fuerza. Rusia ha intentado ocupar Kiev y no lo ha conseguido. Tampoco aislar Ucrania del mar. Lo que hay que hacer es conseguir que Ucrania llegue en una posición de fuerza a la negociación".


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar