Boletín

Herrera: "Al Supremo le importa un pepino la ideología de los independentistas, están ahí por saltarse la ley"

A falta de saber qué pasará este miércoles en la votación de las enmiendas a los Presupuestos, el 28 de abril cobra fuerza como fecha para las elecciones

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:33

Audio

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es el 13 de febrero hoy, miércoles. Si viene usted escuchando la radio desde primera hora o desde las 12 de la noche, seguramente más de una le habrá dicho que alguien decidió que hoy fuera el Día Mundial de la Radio.

Bueno, tampoco nos vamos a preocupar exactamente quién era o por qué, pero la verdad es que está bien que los que trabajamos en la radio digamos que un día es el nuestro y nos dedicamos a hablar de un medio que tiene, además, en España singular capacidad de influencia en la sociedad, de distracción a la sociedad, de fuente informativa para muchos de ustedes con gran credibilidad. Y así lo demuestran las encuestas, eh.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL COMPLETO DE HERRERA

Nada pudo acabar con la radio por más que algunos medios o algunos anunciaban o crecían o sospechaban que, efectivamente, el nacimiento de otros iba a acabar con este. No, la radio sigue siendo banda sonora original de las vidas de las personas. Sigue siendo el amigo de rincón, la amiga de estantería o de coche o de auriculares que acompaña las vidas de los demás.

Ayer fue un día... Ayer fue un día, el gran día del mitin. Si hoy es el día de la radio, ayer fue el día del mitin porque ayer se dieron mitines y de qué características en el Parlamento y en el Tribunal Supremo.

Vídeo

 

¿En el Parlamento por qué? Pues porque ayer a la desesperada el Gobierno intentaba convencer a los que le pueden votar sus Presupuestos que lo hicieran. Y los que les pueden votar sus Presupuestos, y por ahora siguen diciendo que no, y añado y subrayó el "por ahora", utilizaban también lenguaje mitinero para reivindicar no la conveniencia o no de estos Presupuestos que les trae al fresco. De hecho, son Presupuestos muy buenos para la comunidad autónoma que dicen defender porque es donde va a ir la gran parte del dinero, no a las demás, sino porque lo que reclaman es algo más. Lo que venían hablando con este Gobierno, el cual se ha dado un golpe en la cabeza hace dos días por lo que se ve, y ha decidido que ya no hay relatores ni mesas ni lenguajes melifluos ni asumir alguna reivindicaciones ni planteamientos. No, no. Ya no lo hay.

Es decir, ¿cómo se lo explico esto? Que si no hay sorpresas, los Presupuestos no van a ser aprobados con el voto en contra de aquellos a los que más beneficia, que es el independentismo catalan, y el voto negativo, enmiendas a la totalidad de Ciudadanos, del Partido Popular, en fin...

¿Y esto qué significa? Que o bien el Gobierno aplica los anteriores y gobierna por decreto ley, alguno de los cuales hay que aprobar también a la Cámara, o bien se va elecciones. Solo se iría a elecciones no por el interés del país, sino por el interés personal del presidente de este Gobierno. Es decir, si el presidente de este Gobierno ve que le interesa organizarlas en abril porque ve que ha encontrado un argumento electoral, entonces serán en abril.

¿Cuál es el argumento electoral? El argumento de decir: “Miren ustedes, aquí estoy yo. A un lado tengo a esta derechona, a esta panda de fachas que son PP y Cs y lo que pueda venir, y a este otro lado tengo aquí a los independentistas. Estos tíos que quieren la independencia de Cataluña que yo no les puedo dar. ¿Qué autodeterminación? ¿Qué referéndum?”. Hace cuatro días seguramente les decía a ellos: “Bueno, vamos a ver cómo lo podemos arreglar”. Y ahora se pone muy digno.

Bueno, ¿por qué? Pues porque le conviene. Porque le conviene ese discurso, ese mitin que es lo que ayer se dio. Yo soy el centro y los intransigentes no me dejan. Así que a mediodía, bueno, esto se irá aclarando.

¿Y los otros mitines? El otro mitin se dio en el Tribunal Supremo, en la primera jornada en la que quienes hablaron fueron los partes. Hoy siguen hablando las partes. Es decir, la acusación. Ayer fue la defensa. Y lo que hicieron fue un mitin, excepto un abogado, Javier Melero. Los demás, que serán señores de Ringo Rango, que seguramente cobran mucho dinero... Oiga, podrían esforzarse en defender técnicamente a sus defendidos, a sus clientes, y no soltar las simplezas.

Simplezas de colegio que va muy bien para el estómago del público que puedan tener, el público más afín y más más cafetero de sus pretensiones, pero nada más. No están ahí sentados por su ideología. No es un juicio a sus ideales. Sus ideales al tribunal le importan un pepino. Están ahí por los hechos. Es decir, hombre, cuestionar al tribunal no parece lo más inteligente en un primer día de suelta de alguno de los elementales conceptos de la defensa, de la línea de defensa de tus clientes, pero también con un relato muy particular de lo que pasó cuando lo que les ha llevado a estar sentados ahí es estar por encima de las leyes, es despreciar a los tribunales, proclamar “republiquitas”.

Por eso saben, además, que tienen todas las de perder. Ya veremos en qué dimensión, pero todas las de perder. Y se les nota en la cara. Están deseando, están transmitiendo el deseo de que les aprueben los Presupuestos a Pedro Sánchez. Por favor, aprobarlos.

¿Por qué? Pues... Porque a lo mejor esto permite que continúe. Y si salimos de aquí bien parados por sedición en vez de por rebelión, pues se hace un indulto por medio, por la mitad del indulto, y salimos a la calle. Porque si no... Bueno, claro, y esto de que vayamos a elecciones, puede ganar o pueden no ganar porque el cuento ese de yo soy el centro y tengo aquí a la derecha y a este que me dan bocados, todo eso hace falta que se lo trague la gente. Ahora hace falta que se lo trague la gente.

Bueno, ellos creían, estaban convencidos que España se iba a desplomar, que la prima de riesgo iba a reventar, que Europa se rendiría a Rajoy, que la comunidad internacional entera reconocería la “republiqueta” y tal y que cual y todos seríamos felices. Y mira dónde han acabado. Hoy lo he leído en algún comentario editorial, por vulnerar un derecho de todos los españoles, que es que nadie faccione o trocee su territorio. No están ahí por sus ideas, están ahí por sus hechos.

este es un juicio, como debe ser, con plenas garantías en el que el gran debate técnico va a decidir si el delito es rebelión o bien sedición. Lo demás, pues miren, los tópicos y las majaderías de ayer de los abogados y abogadas vamos a dejarlo en eso.

Y hablando de abogados, les contaba la polémica en Andalucía por el fichaje como jede de la Oficina Judicial de la Junta de Carlos Rodríguez Sierra. ¿Quién es Carlos Rodríguez Sierra? Yo tengo el gusto de conocerlo. Mucho. Es buen amigo. Lo quier mucho además. Es un tipo, vamos... Técnicamente, profesionalmente intachable. Pero fue el abogado que defendió a personajes polémicos como Francisco Javier Guerrero, de los ERE. Y también al Cuco, el condenado por asesinato y desaparición de Marta del Castillo.

Y hoy la polémica en Andalucía es el hecho de decirle al Gobierno, como se le dice desde varios medios, oiga, seguramente había perfiles que podían ser menos polémicos para la Junta de Andalucía que estrenarse con Rodríguez Sierra, cuya eficacia como defensor, desde luego como profesional cuando yo he compartido con él, es absoluta. Y como defensor también. Y aquí entra la polémica para cómo ustedes quieren verlo.

Lo más