Más directos

Herrera: "Llamarán extrema derecha a Vox, pero es un partido muy transversal"

El comunicador cree que puede decirse que ayer se dio el banderazo a un nuevo tiempo político en Andalucía

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:55

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Celebro saludarles en una mañana de lunes 3 de diciembre del 2018. Apunten esa fecha y apunten la de ayer porque, efectivamente, tiene importantes connotaciones históricas no solo para la región más poblada de España, sino para toda España. Veremos exactamente con qué alcance. Y veremos con qué repercusión. Pero la tiene.

Miren, a esta misma hora durante muchos días les he venido reflexionando acerca de la paradoja, hoy hablaremos de muchas paradojas, de que Andalucía, una tierra con posibilidades, potencial extraordinario, seres humanos y gran calidad de vida, pudiera o debiera ser uno de los puntales indudables, no solo en España, sino en todo el sur de Europa en diversos indicadores. Y que eso no estaba ocurriendo, además de ser un lugar donde la corrupción política había llegado, digamos que en el ranking, a un lugar muy importante.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA DE ESTE LUNES

Bueno, y también les señalaba que curiosamente aquellos que decían que esto era insoportable y aquellos que decían que no creían que eso debiera continuar, también decían que iban a votar a los mismos. Incluso ayer cuando Narciso Michavila de GAD3 nos presentó el trabajo que había realizado para 'ABC', trabajo en el que ya alertaba de que el Partido Socialista estaba perdiendo muchos votos y podía, incluso, darse el vuelco, yo les aseguraba que me extrañaba que el Partido Socialista no tuvieran voto oculto y que cuando se supiera el recuento del 70% primero, seguramente saldría la vieja tradición de arrimarse al calor de la Junta de Andalucía que han tenido, ha tenido buena parte del parque votante andaluz.

 

Sin embargo, puede ser para no creerlo. Después de todos los días advirtiendo esta situación se produjo el vuelco. Ayer puede decirse que se dio el banderazo a un nuevo tiempo político en Andalucía. Eso sí, con bastantes paradojas que ahora voy a intentar explicarle.

Si usted ayer estaba desconectado del mundo, si usted ha venido de Marte, si usted no quería saber nada de qué es lo que pasó... Ya le digo, ayer el partido más votado resultó el Partido Socialista, 33 diputados, perdiendo 14 diputados. También el segundo partido perdía diputados , 7, 320000 votos, 26 escaños para el PP. El tercer partido, tercer partido en alza que aspiraba a sobrepasar al segundo, no lo consiguió. Pero consiguió indudablemente doblar sus votos. Más que doblarlos. 21 diputados ganando 280000. El cuarto, Adelante Andalucía, es decir, Podemos, Podemos e Izquierda Unida ni siquiera han mantenido los 20 escaños que tenían hasta ahora. Se han quedado en 17. E irrumpe una fuerza, una fuerza nueva que es el Vox, que ha sido la gran sorpresa. Le llamarán ultraderecha, le llamarán extrema derecha, querrán, prácticamente, acentuar o perfilar perfiles demoníacos de Vox. Pero Vox es muy transversal y tiene muchas cosas y habrá que analizarla con bastante detenimiento durante todo este tiempo. 

Vox ha robado votos a todos. También al PSOE y seguramente también a Podemos. El voto de Vox es un voto de protesta y de cansancio. Y es el voto que han alimentado aquellos que le han puesto en el debate político durante la campaña. Entre ellos, Susana Díaz. 

 

Lo más