Boletín

Herrera: "Después de casi 40 años de clientelismo, se acabó el PSOE en Andalucía"

Este jueves la actualidad viene determinada por la proximidad de un gobierno en la comunidad del PP en coalición con Cs y con el apoyo externo de Vox

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 16:02

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

¿Qué tal están en este jueves10 de enero que la gente insiste en que hace frío? Y me da a mí la risa con lo del frío porque, de verdad, ¿qué vais a dejar cuando haga frío de verdad? Esta mañana, hombre, sí, hace más fresco en todo el país. Digamos que hay algunas heladas en el interior, pero quizá los profesionales del frío, del susto del frío, esta noche van a tener más razones porque caerán un poco más las temperaturas.

¿Dónde estamos? En Madrid Nuevo Norte. ¿Eso qué es lo que es? Son, digamos que las oficinas en la Castellana de Madrid del gran proyecto regenerador urbanístico de la historia de España. Posiblemente. Si usted conoce Madrid sabe que en el norte está la estación de Chamartín, de él surge un plantel de vías hacia el norte que divide, literalmente, la ciudad a esa altura y que condiciona muy mucho el urbanismo de esa zona.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL COMPLETO DE HERRERA

Bueno, ¿qué se pretende hacer hacer? Hacer subterráneo en una buena parte del recorrido de esas vías y renovar prácticamente toda la zona hasta el monte de El Pardo. Estamos hablando de millones de metros cuadrados, millones de metros cuadrados que se visualiza muy bien en una maqueta que está instalada aquí en Castellana 120 y donde se observan las zonas verdes, equipamiento público, edificios, oficinas para entendernos, viviendas en lo que va a ser un trabajo ímprobo durante los próximos 20 años posiblemente. El día que se inaugure el proyecto formalmente, Madrid Distrito Norte, que a lo mejor ya en ese momento tiene otro nombre, y Madrid Nuevo Norte, estaremos aquí haciendo el programa. Estará Fidalgo, estará Antonio San José, estaremos todos para cumplimentarles y darles cuenta de uno de los proyectos que ponen, además, de acuerdo a varias administraciones. A una comunidad gobernada por el PP, a un gobierno central con el PSOE de Sánchez, a un Ayuntamiento de Madrid con el Podemos de Carmena. Que para poner de acuerdo eso... Eso cuesta más que hundir todas las vías prácticamente de la Renfe de aquí hasta Fuencarral.

 

Bueno, vamos a ver, damas y caballeros, la noticia evidentemente la conocían ustedes. Ya saben que en este programa no jugamos demasiado a ese perverso uso periodistico que es el “ya lo decía yo”, pero, hombre... La verdad es que lo veníamos diciendo. No había más remedio que ponerse de acuerdo. ¿Por qué? Pues porque entre otras cosas, había un bien superior, que era desalojar de la Junta de Andalucía al Partido Socialista.

Dice, oiga, ¿y usted por qué tiene tanta...? ¿Desalojar y utiliza ese lenguaje cuando es simplemente un relevo que a unos les puede gustar y a otros no? Porque después de 40 años, y me he esforzado bastante en explicárselo durante este tiempo, la gestión del Partido Socialista, que ha creado una red clientelar, apesebrada, espectacular en Andalucía, ha sido incapaz de sacar Andalucía de los lugares donde estaba, que era los de cola. Por eso parecía aconsejable un cambio. Lo parecía hacía ya mucho tiempo, pero bueno, se ha dado ahora. Un cambio que lo va a tener muy difícil, que veremos lo que dura, y al que habrá que observar muy de cerca y criticar en todo lo necesario, pero un cambio histórico.

Miren, han pasado las sobreactuaciones, la retórica en este tipo de negociaciones de gateo, pero al final se ha impuesto el pragmatismo. 40 años han sido suficientes para demostrar que han sido incapaces de hacer progresar Andalucía. Progresar no quiere decir estar mejor ahora que hace 40 años, que evidentemente lo estamos. Progresar quiere decir adelantar a los demás en algún momento. Tú que tienes una comunidad con un potencial creativo, humano, paisajistico e industrial en potencia, absolutamente impresionante. Bueno, eso es progresar. Y estos han sido incapaces.

 

Y este pacto lo ha sacado delante el PP. El PP ha sido pieza central, tragando por un lado y por el otro y sabiendo, además, que se le puede escapar, y ya lo veremos, ya se encargarán ellos de evitarlo si pueden o saben, se le puede escapar mucha masa crítica. Hay una evidencia: en 4 años no se consiguen milagros. Pero, hombre, se oxigena el terreno. Y en 4 años se crean tendencias y se sientan las bases, así que démosle la bienvenida a Vox a la sensatez después de la extravagancia porque se han dado cuenta que no tiene por qué traicionar sus ideas. Es decir, habrá que incidir que alguna de las propuestas de Vox, que algunos les despierta cólera, esa cólera del socialista sentado, alguna de las propuestas de Vox son muy razonables y coinciden muy mucho con las de Ciudadanos, por ejemplo, no ya con las del PP. Lo que pasa que Vox ha conseguido visibilidad. Ha sido una operación que, en fin, no sé si para sus intereses es buena o no.

Pero como hoy titula la prensa, como titula 'ABC' en su portada, “se acabó” por más que la izquiera agite fantasmas de un fascismo que no existe, por más que algunos iluminados desde la extrema izquierda, en la que también hay algunos miembros del Partido Socialista, hablen del “Pacto del miedo”, no tiene que dar miedo. No tiene que dar miedo cambiar a un gobierno en una tierra como Andalucía.

Hombre, tiene que darle miedo a los que llevan viviendo de la mamandurria durante 40 años. Eso sí. Yo ahora entiendo a algunos medios de comunicación. Están todos... Bueno, nerviosos, qué postura tomamos. Claro, es que se os acaba la manguera con la que riegan. Bienvenidos al mundo del medio de comunicación que está acostumbrado a no recibir publicidad institucional. Bienvenidos a COPE Andalucía, que aquí hemos visto... Vamos, con cuentagotas de poner gotas en los ojos, eh. Y hemos sabido espabilarnos. Hemos vivido muy bien y somos líderes en Andalucía. COPE y este programa sin necesidad de que la Junta nos haya dado una sola peseta, 1 euro. Nada. Así yo entiendo que alguno se ponga muy nervioso porque, claro, ahora qué vamos a hacer sin la mamá Junta que nos va a amamantar. Bueno, por más que se establezca pataleo por parte de la gente que tiene más que callar, Pedro Sánchez diciendo: Por favor, esto es el “Pacto de la vergüenza”. El “Pacto de la vergüenza” no sé si lo ha dicho Pedro Sánchez, lo ha dicho 'El Periódico de Cataluña' que a veces parece lo mismo, pero, en fin... El pacto con la ultraderecha lamenta la radicalización.

¿Pero tú de qué hablas? Pero si tú no puedes hablar, caradura. Tú qué has pactado con Bildu, tú explicas ahora, te haces el exquisito ante un pacto a tres: Ciudadanos-PP y Vox. Bueno, por más que se espere o intoxique el diario 'El País', por más de todo lo que ustedes quieran, se acabó lo que se daba. Por más que se enfade hasta Macron. Que diga Macron y avise Macron diciendo: “Ojo, Ciudadanos, con quién pactas. ¿Pero a ti quién te ha dado vela en este entierro, Macron? ¿Quién te ha dado vela en este entierro? Quién te crees tú para entrometer te la política andaluza? Con lo que tienes tú en Francia. Con lo que tienes tú en Francia.

Pues más allá de todo ello, damas y caballeros, y más allá de los gritos de ritual, del fascismo, a la xenofobia, de los ultras, de los franquistas, etcétera, etcétera. La realidad no está en el vocerío hipersensible y sectario de la corrección política de la izquierda. Está en lo que le gusta a la gente. Y la realidad en Andalucía está en que a la gente por fin le apetece cambiar de gobernante y de forma de gobierno. Son malos tiempos para algunos, pero permanezcan atentos a las pantallas porque nos vamos a entretener.

Lo más