Audio

Herrera a las 8, miércoles 17 de junio

Las principales potencias perfilan sus estrategias para encontrar la mejor vacuna contra el coronavirus

Tiempo de lectura: 5Actualizado 09:07

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Ya es miercoles 17 de junio del 2020. Miren, hoy es un día, se lo vengo diciendo desde muy temprana hora, en la que se hace verdad aquello de tengo una noticia buena y otra mala. Normalmente la gente dice empieza por la mala y tal y así luego me das la buena y a ver si eso... No, voy a empezar por la buena. La buena que es un nombre con el que se habrán familiarizado ustedes en las últimas horas, que es la dexametasona.

¿Dexametasona qué es? VDexametasona es un corticoide. ¿Un corticoide qué es? Un corticoide es la versión de laboratorio de las hormonas, que unas glándulas que hay encima de los riñores, las suprarenales, secretan, o las hormonas esteroides, el cortisol, incluso también la adrenalina, depende si es en la corteza de la glándula. Es muy pequeña la glándula, es como medio dedo pulgar aproximadamente.
Bueno, ¿y ese corticoide qué hace? Pues yo creo que todos en nuestra vida hemos tenido alguna relación con el corticoide porque, la verdad, abarca, aparte de que tiene algunos efectos secundarios, pero abarca muchas sintomatologías sobre la que puede actuar. Pues, oiga, reducir inflamaciones, el asma, reacciones alérgicas, determinados edemas, las artritis, etcétera.

Bueno, pues ahora se ha visto que la dexametasona, lo han visto en la Universidad de Oxford, sirve también para tratar, para reducir la mortalidad de los enfermos más graves de Covid, los que presentan insuficiencia respiratoria por diversos motivos, para otros estadios de la enfermedad no, pero para ese sí. No han tenido que inventarlo ni ir a buscarlos a los confines de la tierra. Estaba ahí, en el aparador de todas las farmacias de los hospitales, es de fácil acceso, se conoce desde hace medio siglo y, bueno... Pero puede salvar la vida de uno de cada tres pacientes que están intubados.

¿Y la mala noticia cuál es? Pues gire usted la cabeza y póngase mirando a Pekín. Pekín nos recuerda que el coronavirus es como el chicle que se te pega a la suela de los zapatos. Allí viven 21 millones de personas, criaturas de todas partes de China y los propios de la capital y, oiga, se ha recuperado la nueva normalidad, no sé si lo llaman así, pero ya tienen oficialmente, como que no quiere la cosa, una alerta máxima por un brote extremadamente peligroso, es decir, y parece que ha pasado en un mercado de abastos, la famosa tabla de cortar pescado que no se sabe si el pescadero estaba infectado, si el virus estaba en el cuchillo o en la tabla o en un salmón que había llegado de Noruega.

Bueno, quieren estudiar la secuencia de la cepa para ver de dónde es, pero el caso es que tiene mas de cien contagios. ¿Y eso qué quiere decir? Pekín está muy lejos, sí, bueno, también lo estaba Wuhan, pues que en una megaurbe como Pekín, que tiene más gente que muchos países, han vuelto a cerrar colegios, limitar transporte, teletrabajo, la temperatura a todo el mundo y no sabemos a dónde va a llegar la marea.
Así que cuando las barbas de tu vecino, no exactamente un vecino, pero bueno, veas pelar, pon las tuyas a remojar. Si la gente actúa con cabeza, se espera que el repunte de contagios, por ejemplo, en España, no sea demasiado grave. Pero aquí damos por hecho que aquí va a haber un repunte en otoño, quién sabe si en julio. Todo dependerá de si la gente mantiene medidas de higiene y de seguridad. Lo ha explicado Fernando Simón.

Bueno, de momento incluso Sanidad se plantea adelantar la vacunación de la gripe para que coincida lo menos posible con un repunte del Covid-19. Es una posibilidad.

Estadísticas ni se las cuento porque volvemos a lo mismo. Las estadúisticas solo sirven para que Sánchez salga, además, en una comparecencia en el Senado, presuma de haber salvado 450 mil vidas, como ustedes lo oyen, por su gestión de la epidemia. Además, lo hizo citando un supuesto estudio que, por supuesto, que no reveló, pero debe ser como ese que decía que España era el quinto país que más test hacía en el mundo y que, además, no vio nadie jamás.

Hay que tener mucho valor, teniendo la mayor mortalidad del mundo en proporción a la mortalidad de cada país, que salga a banagloriarse de haber salvado a medio millón de personas gracias al estado de alarma cuando ni si quiera eres capaz de reconocer las víctimas mortales reales, más de 43 mil, es decir, no sabe ni siquiera ni quiere saber cuánta gente se ha muerto en España, pero es capaz de decir a cuánta ha salvado él.

Y la pregunta, Sánchez, no era esa, a cuánta gente has salvado, la pregunta es cuántos se habrían salvado de haber actuado antes, que esa es la pregunta que te tendrías que hacer.

Y bueno, ese aroma, cómo se lo explicaría yo, a cierto aire de entendimiento que parece que Sánchez en estas cosas del politiqueo hace que se acerque un poco, porque no tiene más remedio, a la oposición, al PP, y se despeje un poco de Podemos, bueno... Ayer en el Senado hizo algo Sánchez a lo que no nos tiene acostumbrados: se ofreció a pactar con el PP. "Si quieren ustedes consenso aquí me tienen, si no, ahí tienen a la ultraderecha". Por cierto, con la ultraderecha votó Sánchez ayer, con el PP, para desestimar la peticion de la comisión de investigación de Podemos sobre el Rey Juan Carlos.

Bueno, pero la negociación de los Presupuestos puede obrar pequeños milagros. Se lo he puesto alguna vez a lo largo de esta mañana, pero no me resisto a ponérselo otra vez. Como lo explica la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno.

Atención: "repriorizar sobre lo priorizado". ¿Ustedes entienden lo que quiere decir? Pues cambiar de opinión. Eso de toda la vida, pero estos son entre cursis, alambicados, complicados y para no dar a entender que dicen lo que dicen, pues se inventan esto de "repriorizar lo priorizado". Es decir, que si queremos aprobar unos Presupuestos con cara y ojos, y más ahora que Nadia Calviño podría optar a la Presidencia del Eurogrupo, pues habrá que aceptar propuestas de Cs y, hombre, y puede que hasta del PP. Madre mía.

Y aquí se van a juntar los campeones del relativismo con los campeones de la contradicción. Y el espectáculo puede ser maravilloso. Nuestro pacto del abrazo y la pera, pero entiéndeme, es que hay que "repriorizar lo priorizado".

Bueno, los presupuestos pueden ser el gran test, ese test de estrés para la coalición de Gobierno. Ese momento cuando Podemos vea que ha terminado la primera etapa de gasto y que empieza la etapa de contención, lo mismo le conviene ponerse otra vez la capa de oposición en lugar de tener la responsabilidad de la gestiónb porque hasta ahora Sánchez, por mucho humo que venda, que es un vendedor de humo contrastado, ha gobernado con los Presupuestos de Montoro, la reforma laboral de Fátima Báñez, la ley de seguridad de Jorge Fernández, los acuerdos con Europa de Luis de Guindos... Y como antes decíamos, lo único que ha cambiado, el colchón de La Moncloa. Y mucha palabrería, bisutería retórica en cuya generación es un auténtico artista. Y en generar bandos mucho más que aportar soluciones y alternativas, pero ya no llega. Un mal acuerdo para España es el anticipo de un mal acuerdo con Europa, o sea, "repriorizar lo priorizado". Bueno, si lo quieren llamar así....

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar