COPE

Audio

Barbosa, sobre los brotes de coronavirus: "¿Cuánto tiempo seguirá diciendo el Gobierno que esto es normal?"

El análisis de la actualidad de Sergio Barbsoa

Sergio Barbosa
@sergio_barbosa_

Periodista

Tiempo de lectura: 6Actualizado 08:28

¿Qué tal, buenos días? Saludos de Sergio Barbosa, en nombre de la gente que hace posible‘Herrera en COPE’en este lunes 3 de agosto de 2020.

ESCUCHA EL EDITORIAL DE SERGIO BARBOSA

Si es usted de los que han iniciado ahora las vacaciones y este es el primer lunes que le hace una pedorreta al despertador, haga el favor de no dar mucha envidia. Y si es de los que vuelven a la rutina, tras haber estado de picos pardos en julio, piense que puede consolarse pensando que usted, la playa o la sierra, ya las tiene en el cuerpo.

Los que nos vamos a finales de agosto, vamos a ver si la barca llega a la orilla, porque con tanto contagio y tanto brote uno ya ve confinamientos por todas partes.

Vamos, ahora mismo, una de las pesadillas más recurrentes del español medio debe ser estar haciendo la maleta y escuchar que por la radio que tu municipio ha quedado confinado.

EL CONFINAMIENTO DE ÍSCAR Y PEDRAJAS DE SAN ESTEBAN

Pues, más o menos, es lo que les ha pasado a los afectados por el último confinamiento, en este caso, en la provincia de Valladolid.

Le tocó a Lérida, le tocó a La Mariña en Lugo, le tocó a Totana en Murcia y esta vez ha sido en Castilla y León. Los pueblos de Íscar y Pedrajas de San Esteban, en la provincia de Valladolid, están confinados desde primera hora de ayer domingo.

En total suman once mil positivos, donde se han confirmado 58 positivos, con otras 70 personas en seguimiento. El brote en un matadero avícola ha provocado que la situación se descontrole un poco en esos municipios. Aunque tampoco se descarta que el verdadero inicio de todo estuviera en una comida a la que acudieron algunos trabajadores de ese empresa.

El caso es que, casi a traición, el mismo fin de semana en el que muchas familias cogen las maletas para irse a la costa después de haber esperado el mes de agosto resulta que se quedan sin poder salir del pueblo. Se pueden mover dentro del término municipal, pero eso también está desaconsejado. Íscar y Pedrajas de San Esteban, por cierto, distan 5 kilómetros el uno del otro.

Oye, y lo mismo el que inicio el brote vive en otro pueblo de la zona donde no ha habido confinamiento, porque allí la cadena de contagios, por lo que sea, no ha sido tan larga. Porque la pandemia da para mil paradojas.

alt de la foto

LA SITUACIÓN EN ESPAÑA POR EL CORONAVIRUS

Y el asunto de la pandemia, así en general, ¿cómo anda? Pues como el gobierno no se molestó en reforzar la plantilla del Centro de Emergencias Sanitarias, donde trabajan cuatro gatos, que tienen derecho a cogerse sus vacaciones y sus fines de semana, resulta que Sanidad ha vuelto a permitir que los datos no se actualicen en domingo. Así que tenemos lo que han ido comunicando las comunidades aquí o allí, cada una a su manera.

Sólo en Cataluña, la Generalitat dice haber registrado 1.303 positivos en las últimas horas. Si a eso sumas los sospechosos, se van a los 1.444 casos.

País Vasco ha registrado 400 casos en las últimas horas; Navarra, 84 positivos; Murcia, 83; Madrid tiene tres nuevos brotes, con 15 casos asociados; Galicia, 13 positivos nuevos.

En fin, Sanidad tendrá que ordenar todo esto a lo largo de este lunes. Pero sí parece muy evidente la famosa tendencia, de la que les venimos hablando en estos últimos días. Y esa tendencia dice, sencillamente, que los contagios en España se han multiplicado por ocho desde que acabó la alerta. Nos salva, de momento, que hay menos casos graves.

Pero los hospitales siguen reservando plantas para los pacientes de Covid, tras haberse duplicado los ingresos en la UCI. Los ingresados en general han aumentado un 60%, y los casos activos se han triplicado en apenas 14 días.

¿Cuánto tiempo podrá el gobierno seguir diciendo que esto es normal y que la situación está bajo control? Pues esperemos, de corazón, que llegue antes el momento de poder anunciar que la tendencia de contagios ha bajado, a no que llegue el momento de tener que reconocer que la situación en los hospitales ya haya comenzado a complicarse de verdad.

De momento, resulta llamativo que algunos expertos sí hablen de segunda ola, y que otros, a lo mejor no son tan contundentes con el nombre de la situación, pero sí reconocen que este crecimiento exponencial de casos les está sorprendiendo mucho. Es el caso, por ejemplo, de Juan José Badiola.

Hablábamos antes del caso de esos pueblos de Valladolid que quedaban ayer confinados. Pues es un ejemplo muy claro que nos recuerda el escenario en el que nos estamos moviendo. Nadie está a salvo ahora mismo de ver su movilidad restringida, si allá donde reside la cosa se descontrola.

De ahí que sea tan importante concienciar a la gente y de ahí que cueste entender que todavía haya gente capaz de hacer lo que hizo un Dj en una fiesta en Torremolinos. Primero, fiesta con el personal bailando arrejuntado sin mascarilla, o con la mascarilla mal puesta. Y todos alrededor del Dj que, en todo lo alto, dándolo todo, coge una botella del alcohol, da un trago a morro, y se pone a escupir el alcohol, así con los labios medio cerrados, para hacer como de aspersor. Vamos, que no se le ocurrió otra cosa, con la que está cayendo, que bañar a los presentes con el alcohol que se había metido en la boca.

Claro, ya hay en marcha una investigación, que le puede costar cara a este hombre que, ahora sí, parece que ha reflexionado y se ha dado cuenta de que, a lo mejor en medio de una pandemia creciente lo que hizo no es lo más aconsejable. Pues veremos cómo acaba la historia del Dj con pocas luces.

EL BATACAZO DE NUESTRA ECONOMÍA

Miren, hablando de Torremolinos. Ese municipio de Málaga es un ejemplo de esos destinos turísticos españoles de gran éxito y gran recorrido, que ahora ven en las ayudas europeas una oportunidad para renovarse y plantear las bases del turismo del futuro. Es decir, hacer de la necesidad virtud. Aprovechar el palo de este verano y las ayudas que vendrán asociadas, para dar un salto hacia delante.

Es esa filosofía en positivo, a la que se agarra un sector que, por lo demás, tiene unos datos para sentarse en una silla, abanicarte y tratar de recobrar un poco el aliento: prevén unas pérdidas de 80 mil millones de euros y peligran 750 mil empleos.

Miren, todas las plagas que nos podían venir, teniendo el modelo que tenemos, nos han venido. Que íbamos a lomos de una construcción inmobiliaria desbocada? Crisis de deuda en 2008, que se cebó especialmente con quien tenía un gran nivel de endeudamiento privado y público.

Que también tenemos una gran dependencia del turismo. 12 años después llega la primera pandemia global en un siglo, para ahuyentar a los turistas, y dejar tiritando a hoteles, restaurantes, camareros, etc, etc.

Desde luego, los datos del PIB del segundo trimestre del año no dejan lugar a dudas. Una caída del 18’5% de nuestra economía, no es una caída es una hecatombe, que otras naciones no han sufrido con tanta virulencia, por más que hayan padecido también el coronavirus.

¿Cuánto de ese derrumbe será culpa del confinamiento tardío y posteriormente más severo que gestionó el gobierno de Pedro Sánchez? Pues esa es una pregunta que cabe hacerse. De momento, el gobierno ha puesto en marcha la máquina del argumentario político para convencernos de que esto ya pasó. Que la foto del PIB es una foto del pasado, y que ya estamos como un cohete hacia arriba.

Laministra Monterohablaba este fin de semana en La Sexta, y el presidente Pedro Sánchez fue el primero en apuntar esa idea de “optimismo o muerte” en la misma conferencia de presidentes autonómicos. Esa en la que Madrid se quejó de que, cuando llegaron, las ayudas ya estaban repartidas.

El propio Pedro Sánchez ya ha dicho que él se encargará del reparto de ese dinero. Por lo menos, aquí ha sido sincero desde el principio. No cuando se dijo que iba a haber un Comité de Expertos para repartir los permisos para cambiar de fases.Y el Comité solo existió en su imaginación…

Ahora bien, las comunidades ya se temen lo peor. Y lo peor es que ese dinero se reparta siguiendo criterios políticos. Que el Lehendakari Urkullu sólo se presentara a la Conferencia de Presidentes, a última hora por sorpresa, tras haber arrancado un nuevo techo de endeudamiento para el País Vasco, no es un buen precedente.

alt de la foto

PRIMERA MISIÓN ESPACIAL PRIVADA

Y, miren, en medio de tanta zozobra. Una noticia curiosa o, si lo prefieren, un hito histórico. Por primera vez en la historia, una misión espacial, tripulada y financiada con dinero privado, ha orbitado en torno a la Tierra y ha vuelto para contarlo. Y para que vean cómo es esto, la NASA llevaba años sin poder lanzar a sus astronautas, con sus propios medios.

Tenían que tragarse el sapo de utilizar la Soyuz que vienen a ser los cohetes y la nave tripulada de los rusos, que les cobraban 88 millones de dólares por asiento. Pues bien, ha llegado el multimillonarioElon Masky se ha sacado de la manga la nave Crew Dragon, que sólo le cobraba a la NASA 55 millones de dólares...

Es verdad que no mola tanto como los antiguos Discoreys, que volvían del espacio aterrizando como si fueran un avión. Estos han tenido que dejarse caer en el mar, como no se hacía desde hace 45 años.

Pero no deja de ser un hito en la carrera espacial, que abre la puerta a los viajes privados al espacio, además de ser un nuevo ejemplo de que la colaboración público-privada va a ser fundamental en los retos que deba afrontar la humanidad en el futuro.

“Bienvenidos a la Tierra, gracias por volar con Space Iks”. Han despedido a los dos astronautas, como te despiden cuando coges un avión Madrid-Barcelona. Hay que tener fe en el futuro, y en el ser humano, que siempre encuentra las mañas para salir adelante.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo