Boletín

Muere Gordon Banks, el portero inglés que hizo la parada del siglo

El guardameta llegó al fútbol por casualidad, cuando tenía 18 años

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:48

Era conocido como El Chino a causa de sus ojos rasgados y también El Banco de Inglaterra porque, aparte de un juego de palabras con su apellido, guardaba la portería con la misma seguridad que esa entidad protege los caudales. Gordon Banks, el portero inglés que hizo la parada del siglo, la mayor parada de la historia, ha muerto a los 81 años.

Ocurrió el 7 de junio de 1970, en el Mundial de México. En el estadio de Jalisco, en Guadalajara, jugaban Inglaterra y Brasil. En una internada por la banda izquierda, Jairzinho centró desde la línea de fondo. Por el centro llegó Pelé, que se elevó majestuosamente y conectó un cabezazo espectacular. El balón, picado, iba a alojarse en la portería, junto al poste contrario a la posición de Banks. Botó junto a la raya de gol. Parecía imparable. Pero allí emergió El Chino. En una estirada asombrosa desvió el balón a córner. “Eres un cabrón con suerte”, pensó entonces. Y Pelé dijo: “Yo marqué el gol y él me lo paró”

Banks llegó al fútbol por casualidad, cuando tenía 18 años. Había acudido a ver un partido de aficionados, el portero no llegó y se puso él. Antes había sido albañil y minero. En el 66 ganó el Mundial con Inglaterra y en el 72 perdió un ojo en un accidente de tráfico. Tras Yashin, fue designado el segundo mejor guardameta del siglo XX. Pelé al conocer la noticia de su muerte ha dicho: “Era un portero con magia, pero sobre todo un ser humano genial”.

Lo más