Boletín

Luis del Val: "Abajo la inteligencia"

Audio

 

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:59

Una larga tradición sostiene que los franceses observen a los españoles con cierto aire de superioridad. Bueno, en realidad los franceses miran con superioridad a todo el mundo que no sea francés, pero en el caso español se sostiene en una larga tradición resumida en que “África empieza en los Pirineos”. No crean que es cosa de la ignorancia popular, porque un tipo como Sthendal, que,  por cierto,  estuvo en Barcelona, dejó dicho que si el español fuera musulmán sería un africano completo.  

Dentro de esta tradición,  el francés Macron ha decidido pedirles explicaciones a los diputados de Ciudadanos en la Unión Europea, sobre los pactos que lleva a cabo Ciudadanos en el interior de España, en un ejercicio de injerencia en los asuntos de otro país que ellos no admitirían. ¿Se imaginan que un líder británico o alemán, se quisiera inmiscuir en lo que hace el partido de Macron dentro de Francia? Y otro francés, Manuel Valls, ha roto relaciones con el partido de Ciudadanos, tras lograr reponer el lazo amarillo en la fachada del ayuntamiento de Barcelona.  Porque Manuel Valls,  que enarboló la bandera de normalizar Barcelona y luchar contra el independentismo, apoyó a Ada Colau, y Ada Colau, una vez nombrada alcaldesa, lo primero que ha hecho -a las pocas horas de declarar que iba a ser la alcaldesa de todos los barceloneses-  ha sido demostrar su mentira colocando el lazo amarillo, que horroriza a más de la mitad de los ciudadanos de Barcelona, en la fachada del Ayuntamiento. Si no quieres caldo, toma dos tazas, que decía mi tía Pascualina.

Pero que nadie tire la primera piedra, porque los españoles también observan con cierta superioridad a los marroquíes, y éstos a los senegaleses, como si tuviéramos los meridianos dentro de la cabeza.

Manuel Valls, que comenzó su fulgurante carrera política siendo concejal de una comuna de 50.000 habitantes, cercana a París, tras ser primer ministro, ha llegado a ser concejal de Barcelona, en un papel…¿cómo lo expresaría yo? Pues en el papel de “personne qui aide le joug du bètail”, o sea, dicho en castizo español, mamporrero de Ada Colau. Los divorcios nunca son buenos, y todos pierden, pero creo que el partidito de Manuel Valls va a perder más que Ciudadanos, porque ciudadanos está asentado en todo el territorio, y creo muy lejano el día en que el partido de Manuel Valls tenga concejales en Burgos o en Córdoba.

Por cierto,  que el abogado de Puigdemont, condenado por el secuestro de Revilla, según recuerda Álvaro Martínez en ABC y ha subrayado aquí Ángel Expósito, no produzca ningún rechazo entre los que sienten náuseas y vómitos antes VOX, indica que el chauvinismo no es sólo francés, y que la falacia se ha instalado, y nos quieren hacer creer que los buenos están sólo en un sitio y los demás todos fascistas. Abajo la inteligencia. Los tontos contemporáneos nos tienen rodeados. 

Lo más