Santi González: "El problema de las palabras de Sánchez es su vacuidad"

Muchos matices nos encontramos en "la lectura" de las palabras del president del Gobierno sobre Cataluña 

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 09:26

Analiza Santi González en 'Herrera en COPE' las declaraciones del presidente del Gobierno sobre Cataluña. "Después de anunciar ayer en la cadena SER su predisposición favorable a un referéndum sobre el autogobierno, Pedro Sánchez ha repetido el gesto que suelen hacer los futbolistas después de poner la zancadilla a un adversario: levantar las manos con las palmas hacia fuera, en plan yo no he sido, yo no he sido".

"Y sí ha sido. Es verdad que el presidente por accidente solo habló de autogobierno, no de autodeterminación. A su juicio, en Cataluña hay un problema político porque "tiene un Estatuto que no votó" y, por tanto, estima que la nueva consulta tiene que abordar un nuevo Estatuto en Cataluña. Pedro se superó a sí mismo al construir con una sola frase dos monumentos a la infamia: Los catalanes votaron su estatuto el 18 de junio de 2006. Es verdad que poco: los votantes no llegaron a la mitad del censo. Lo que quiere decir Sánchez, y esa es su primera infamia, es que el Tribunal Constitucional cambió el Estatuto que no habían votado los catalanes".

"La segunda no admite una mirada al espejo. El argumento vale para sí mismo y su relación con los ciudadanos españoles. Y las ciudadanas, claro, que si no se me encocora Carmen Calvo. Nosotros tampoco hemos votado a este presidente del Gobierno, a qué espera para convocarnos a las urnas".

Para el tertuliano del programa de Carlos Herrera, "el problema de las palabras de Sánchez es su vacuidad; no contentan a nadie aunque persiguen proporcionar una coartada a Torra y Puchi para leer autodeterminación, donde él había dicho autogobierno. Lo que veníamos diciendo.

Pero los golpistas son insobornablemente fieles a sí mismos. El mejor resumen lo hizo Fran Gómez en su cuenta de Twitter: “Siendo español, solo un traidor puede ofrecer eso, y, siendo independentista, solo un idiota podría rechazarlo”. Lo que veníamos diciendo

Lo más