Boletín

Santi González: “La infamia de Navarra se pactó en el aniversario del atentado de Hipercor en Barcelona”

Ferraz da vía libre a su federación para lograr el poder y ningún barón en las filas socialistas cuestiona el movimiento

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:29

Seguiremos hablando del asunto que tomó cuerpo ayer entre nosotros con la extensión del poder autonómico socialista. Canarias y La Rioja van a desalojar a Coalición Canaria y al PP, después de tantos años. Los socialistas tienen más poder aunque gobiernan sobre menos gente. Pongamos que hablo de Navarra, 650.000 habitantes, que es el doble de La Rioja, pero una tercera parte escasa que la Comunidad Canaria. Esto no es solo la cosa cuantitativa, no sé si me explico.

Navarra  es una muestra más de la doblez que es la característica política más relevante del quimérico inquilino de La Moncloa. Él, su número tres y su portavoz Celaá, han coincidido en desmentir sus aseveraciones previas sobre el asunto. Al final, quien expresaba las intenciones de Sánchez no era Sánchez, sino María Chivite. Todo el sanchismo, todo, sí, también Pepe Borrell. Todos, también García Page y Ximo Puig y Lambán, aceptan como  uno de esos imponderables de la vida, que el doctor Fraude es capaz de hacer cualquier iniquidad con tal de salirse con la suya. Como de plagiar la tesis para ser doctor.

El marido de Cristina Narbona ha dicho que “si al PP y a Ciudadanos les molesta tanto que Pedro Sánchez pueda contar con el apoyo de los independentistas para la investidura, está en su mano que eso no ocurra absteniéndose en la votación”. Borrell fue el portavoz de la Cataluña Constitucionalista en aquella memorable manifestación del 8 de octubre de 2017, día en el que se cumplían 50 años de la muerte en Bolivia del Che Guevara. Los aniversarios tienen estas cosas: la infamia de Navarra se pactó en el aniversario del atentado de Hipercor en Barcelona.

Isabel Celaá, que es de formación humanista, hizo cumbre al declarar que todos los escaños son legales y legítimos. Con ‘todos’ quiere decir los separatistas y los populistas y los herederos de Batasuna, pero no los escaños de Vox, legales pero no legítimos. La desvergüenza no afecta solo a Sánchez y su entorno. También a todos los que compran (y son muchos) la mercancía averiada del asaltante: si no queréis que os pinche, dadme la cartera sin resistencia.

Lo más