La Reina Isabel II pesa a su familia por Navidad

 Dicha tradición data del siglo XIX y no es otra cosa que pesarse antes y después de la cena de Nochebuena

Carles Navarro

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:25

Se acerca la Navidad. Tiempos de recogimiento pero también de reuniones familiares, normalmente alrededor de una mesa repleta de exquisitos manjares. Y concretamente en Nochebuena, se van cumpliendo tradiciones, aparte de las puramente religiosas, las que cada familia tenga: el tío Paco trinchará el pavo, la abuela Mercedes hará natillas caseras y el primo Fernando cantará villancicos. Esto es así en todas las casas, hasta en el Palacio de Buckingham donde la reina Isabel cumple a rajatabla una tradición centenaria.

Dicha tradición data del siglo XIX y no es otra cosa que pesarse antes y después de la cena de Nochebuena. Esta costumbre la comenzó el rey Eduardo VII y no tenía otro motivo que asegurarse que sus invitados habían disfrutado del banquete.

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha vuelto a saltar a primera línea de la información por dormirse, literalmente, en el acto del centenario del fin de la I Guerra Mundial en París. Durante el discurso de Emmanuel Macro y ante el enfado de Donald Trump, el monarca pegó una cabezadita. Un hecho que hizo saltar las alarmas.

Poco o nada se sabe de la salud de Mohamed VI. Las informaciones que llegan siempre es a través de colaboradores del monarca que filtran o chivan los datos de su historial sanitario, pero nunca a través de un comunicado de palacio. Pero El Mundo publicó esta semana que el rey marroquí padece sarcoidosis.

Esta enfermedad puede convertirse en crónica y es el crecimiento de acumulaciones de células inflamatorias sobre todo en los pulmones, los ganglios linfáticos, los ojos y la piel. Se cree que la sarcoidosis se genera por la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo a una sustancia desconocida. No tiene cura aunque uno de los tratamientos es a base corticoides, lo que podría estar produciéndole al rey Mohamed cierto cansancio.

Y escándalo en Dinamarca porque el apuesto príncipe Nicolás, nieto mayor de la reina Margarita ha protagonizado un anuncio bastante polémico en su país.

Hasta el palacio de Amaliemborg ha tenido que salir al paso a golpe de comunicado para excusar la actitud del joven príncipe.

Escucha toda la sección sobre las Casas Reales del mundo en la sección de Carles Navarro con Cristina López Schlichting, solo en Fin de Semana COPE.

Lo más