Boletín

Lo que no sabías de los tatuajes: sus mayores riesgos

Una investigación asegura que a través de las agujas pueden introducirse nanopartículas en el organismo y generar sensibilidad o alergia

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:44

Un estudio acaba de detectar un nuevo riesgo relativo a los tatuajes. Las partículas de metal que se desprenden del desgaste de las agujas impactan en nuestro organismo. El reciente estudio advierte de que los residuos de níquel y cromo de estas agujas llegan a los ganglios linfáticos.

El doctor Esteban Pérez Almeida ha explicado en el programa 'Fin de semana' de COPE que ese níquel y cromo pueden provocar “reacciones alérgicas”. “Los tatuajes de colores pueden tener más problemas alérgicos pues resulta que la concentración es mayor”, ha detallado.

En una entrevista con Cristina López Schlichting, el médico de cabecera de COPE recomienda a las mujeres embarazadas que no se hagan tatuajes. “Dejen que pase el parto y háganlo meses después”. De la misma forma, avisa que las personas tatuadas tienen que tener un “especial cuidado” con el sol.

La investigación llevada a cabo por científicos europeos de varios países ha detectado que, las partículas metálicas que se desprenden de las agujas al realizar los tatuajes, siguen el mismo recorrido, depositándose también en los ganglios linfáticos.

Además, la tinta utilizada para realizar tatuajes contiene pigmentos de baja pureza, no fabricados específicamente para decorar la piel ni autorizados para su uso en cosmética y que pueden producir riesgos para la salud, según un informe de la Comisión Europea.

El estudio, que analiza la seguridad de los tatuajes y de los maquillajes permanentes, revela que la mayoría de las tintas utilizadas para tatuar se importan de Estados Unidos y que se puede producir la degradación de sus colorantes en la piel, en particular durante la exposición a los rayos del sol o los rayos ultravioletas, así como al láser.

Lo más