Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

¿Sabes lo que le hizo perder la cabeza a María Antonieta?

Las joyas fueron la perdición de la Reina de Francia

Carles Navarro

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:23

El próximo 12 de noviembre podrán pujar por un lote histórico de joyas que va a subastar en Ginebra la prestigiosa casa de subasta Sotheby’s: Se trata nada más y nada menos que las joyas de la Reina María Antonieta de Francia que perdió la cabeza, en sentido literal y figurado, por las piedras preciosas.

Las joyas de la última Reina de Francia han estado escondidas unos 225 años y ahora, sus propietarios, la familia Borbón-Parma decide sacarlas a la luz y rentabilizarlas. El lote completo consta de un collar de 119 perlas naturales, diamantes de 49 quilates, pendientes, broches y un anillo con las iniciales y mechones entretejidos del cabello de María Antonieta, entre otras chucherías.

¿Y cómo llegan las joyas de María Antonieta a manos de los Borbón-Parma?

La ruta que siguen las joyas es un poco complicada. La reina y una dama de compañía deciden ocultar sus joyas en cajas y en los vestidos de la soberana y mandárselas al emperador de Austria, para que las guardase hasta que los ánimos se calmasen en Francia.

La hija de esta, María Teresa de Francia la que consigue escapar, llega a Viena y el emperador de Austria le devuelve las joyas. Y como no tuvo hijos, aunque se casó con Luis Antonio, duque de Angulema, divide en tres partes iguales el lote de joyas de su madre entre sus sobrinos: Luisa María Teresa de Artois casada con Carlos III de Parma, su sobrino el Conde de Chambord, y la esposa de aquel, María Teresa de Austria-Este.

Fue el hijo de Luisa y Carlos, Roberto de Borbón, quien hereda las joyas, y estas pasan después a Elías de Borbón- Parma y su mujer María Ana de Austria que fueron las que las inventaron y guardaron celosamente hasta hoy. Los descendientes son el fallecido infante Carlos de Borbón –Parma y su mujer Ana de Francia, que iban los primeros en el cortejo nupcial acompañando a Felipe VI en el día de su boda.

Lo más