Boletín

Los secretos ocultos de Zaragoza

Repasamos en "Fin de semana" las leyendas y las historias más sorprendentes de la capital maña

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:20

Este verano, en "Fin de Semana" nos hemos propuesto recorrer algunos de los lugares más emblemáticos de nuestro país para conocer sus encantos a través de la tradición oral y de algunas de sus leyendas. Esta semana ponemos rumbo a Zaragoza, una magnífica ciudad en la que ha ocurrido gran parte de la Historia de nuestro país y que en el terreno religioso tiene un puntal de gran calado, como es la Virgen del Pilar, (aparte de otras maravillas que la adornan).

Zaragoza es una ciudad maravillosa que está bañada por el río Ebro y eso le da un gran plus de interés.  Aquí podemos visitar la Catedral del Salvador, conocida como La Seo, mezcla de estilos románico, gótico, mudéjar y barroco y construida sobre los restos de la mezquita de época musulmana y esta, a su vez, sobre un templo romano.  Otro sitio de gran interés es el Palacio de la Aljafería, una construcción árabe que fue palacio del rey Al-Muqtadir en el siglo XI y también lo utilizaron algunos reyes de Aragón como Pedro IV el Ceremonioso y Fernando el Católico Se puede bordear el río y disfrutar del entorno que lo circunda. Y se puede visitar la joya de la corona, la Basílica del Pilar. 

La historia de la Virgen del Pilar tiene una gran particularidad. Es la primera aparición mariana de la Historia del mundo. De hecho, la Virgen María seguía viva cuando se presentó a Santiago y sus discípulos. Y cuenta la leyenda que en la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando -oyó voces de ángeles que cantaban Ave, María, gratia plena- y vio aparecer a la Virgen, de pie sobre un pilar de mármol.   La Santísima Virgen, que aún vivía, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia y prometió que "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio".  Desapareció la Virgen y quedó ahí el pilar. 

El Apóstol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia en aquel sitio. Pero antes que estuviese terminada, Santiago ordenó sacerdote a uno de sus discípulos para servicio de la misma, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar, antes de regresar a Judea.  Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen y la tenemos aquí, en Zaragoza.

Seguimos nuestro recorrido por Zaragoza y nos vamos hasta la Avenida César Augusto, que es una de las más dinámicas de la ciudad, con muchas tiendas y hoteles.  Y nos vamos a situar en la mañana del 12 de julio de 1979 en el hotel Corona de Aragón, donde ocurrió un hecho luctuoso: un incendio sobre el que se han vertido muchas hipótesis y que ha generado un halo de misterio posterior. Cuenta la leyenda que la noche del 11 al 12 habían dormido en el hotel numerosos altos mandos militares, (además de la viuda de Franco y su familia), que iban a acudir a la jura de nuevos tenientes en la Academia General Militar.  Por eso siempre se ha dudado de que si el incendio que se generó a partir de las 8’15 de la mañana fue un accidente fortuito- que se inició en la cocina o un atentado terrorista atribuido a la banda terrorista ETA-, que entonces sembraba el terror en España. Aunque nunca se pudo probar. Lo que está claro es que en el pavoroso incendio perecieron 78 personas, además de numerosos heridos y quemados. Vamos que es uno de los episodios más triste de la historia reciente de España. 

Pero realmente el misterio viene después, con un epicentro claro, la habitación 510 del malogrado hotel, donde se dice que hay una actividad paranormal tremenda. De hecho, testigos han asegurado haber sentido la presencia de un ente que se les inclinaba sobre la cama o intentaba abrir la ventana. También se encienden y se apagan las luces solas, durante la noche del cuarto y del pasillo, olores nauseabundos, continuas llamadas al teléfono sin que nadie conteste al otro lado, toques en la puerta, una estremecedora sensación de asfixia que te despierta en mitad de la noche e incluso según alguna que otra persona a la cual le ha impedido dormir, una misteriosa luz anaranjada que se cuela por debajo de la puerta, como si el fuego se encontrase en esos momentos en los pasillos. Y por lo visto, aunque esta habitación 510 es el epicentro, esto ocurre en muchos otros lugares del hotel, según el testimonio de bastante gente. Una casuística que hace del hotel un lugar de peregrinaje de los amantes de lo paranormal, que hoy en día siguen hablando de este tema, como es el caso de nuestro amigo Pedro Amorós, que lo cuenta muy bien en su libro “Guía de la España misteriosa”.


Vamos a pasar página y hablamos ahora de otro hecho misterioso, pero que resulta algo más jocoso, si se puede decir así. Hablamos ahora no exactamente de una mesonera, pero sí de una criada: la que de repente escucha en una casa de la céntrica calle Gascón de Gotor (en Zaragoza) unas voces que salen de una hornilla. Esto es algo rarísimo. Esta mujer llamada Pascuala Alcocer estaba en la cocina cuando oyó que salía de la hornilla una voz que la llamaba. Pero es que, además se oyeron entonces risas siniestras, insultos, chillidos de procedencia inexplicable.  Esto comenzó en septiembre de 1934 y se extendió como la pólvora por toda España y parte de Europa. Las voces parecían provenir del fogón y, avisada la policía, se inició la investigación, -la primera oficial en España- de un fenómeno paranormal que llegó a tener a la ciudad en vilo. De hecho, el ente tuvo un enfrentamiento con la policía. Llegó a decir “¡Voy a matar a todos los habitantes de esta casa!, ¡Cobardes, cobardes, voy a matar a los habitantes de esta maldita casa!”. Algo que alarmaba a la familia que vivía allí Policías, albañiles, fontaneros, electricistas, médicos, jueces...… todos ellos intentaron buscar sin éxito explicaciones lógicas a un fenómeno totalmente insólito.  Se ordenó un rastreo y la vigilancia permanente del edificio, aparte de organizar una comisión médica para investigar este episodio. Se hicieron obras en la casa, se levantó el suelo buscando mecanismos que provocaran las voces en una exhaustiva investigación nunca vista hasta el momento… todo con resultado negativo. La acusación más firme se ejerció contra la criada de la casa, Pascuala, argumentando su habilidad como ventrílocua, pero también de ella se demostró con el tiempo su inocencia.  Pero es que hay inquilinos posteriores que mantienen haber seguido oyendo las misteriosas voces y, aunque nunca se esclarecieron los hechos, en 1977 el edificio fue derribado.  El nuevo bloque que construyeron en su lugar se llama en la actualidad Edificio Duende en recuerdo de estos hechos.


Y un guiño cinéfilo. ¿Sabes quién fue el primer director de cine español? Fue Eduardo Jimeno Peromarta. ¿Y el título de la primera película rodada en España?  Pues se llama “Salida de Misa de 12 del Pilar de Zaragoza”. Que fue rodada en la puerta de la basílica el domingo 11 de octubre de 1896. Jimeno Correas producía y rodaba este film, al que seguiría, exactamente una semana después, otro titulado “Saludos”. Aunque en estas grabaciones todavía no había un hilo argumental, el germen cinematográfico ya estaba en la península.  Tan decisivo resultó Aragón en la gestación del cine en nuestro país, que el primer director español de éxito internacional fue el turolense Segundo de Chomón, que trabajó en Francia e Italia.

Lo más