COPE

“Me dan escalofríos de pensar en las similitudes entre el ‘exprópiese’ de Chávez y lo que ha hecho Armengol”

Karen Mendoza, periodista y abogada venezolana, analiza en Fin de Semana con Cristina los parecidos que empieza a haber entre el dictador fallecido y algunas decisiones en España

Audio

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:42

Es una de las noticias de esta semana y ha hecho saltar todas las alarmas. El gobierno de Baleares, que preside la socialista Francina Armengol, ha expropiado 56 viviendas.

Con esta decisión el gobierno balear pretende solucionar el problema de la vivienda a golpe de expropiación. Son casas que pertenecen a lo que llaman grandes propietarios y que van a ser gestionadas durante 7 años por el propio gobierno. A los propietarios se les pagará un precio “considerablemente inferior” a lo que registra el mercado del alquiler en estos momentos.

Argumenta el ejecutivo de Armengol que estos pisos llevan, al menos, dos años vacíos y se destinarán a alquileres sociales. El caso de Baleares no es comparable con la escena que protagonizó Hugo Chávez diciendo “exprópiese” con aplausos de mujeres favorables al dictador, pero los venezolanos lo primero que dicen es que estas expropiaciones de viviendas son como un “deja vu” de lo ocurrido en Venezuela, donde las expropiaciones no fueron de la noche a la mañana..

En Fin de Semana con Cristina hablamos con Karen Mendoza, periodista y abogada venezolana (de la región de Valencia), que vive en España, en Sevilla, desde hace 3 años, y ha asegurado que esta actuación de Armengol, para ella, es “retroceder en el tiempo”: “Para quien ha vivido y crecido en un país como Venezuela ver este tipo de noticias te hace tener un vértigo terrible, pensar que la historia se puede repetir, que comenzó incipientemente y que llevó a Venezuela a lo que es actualmente”.

Karen especifica que, cuando comenzaron las primeras expropiaciones y confiscaciones, “fue precisamente en locales comerciales como joyerías y luego fue avanzando con personas que el presidente decía que tenían mucho poder adquisitivo o un monopolio y que se les iba a pagar por el coste de lo expropiado, y realmente según cifras y datos oficiales, nunca se pagó ni lo real ni lo aproximado ni absolutamente nada, hasta tal punto que manejamos cifras y datos muy vergonzantes, hablamos de 1.200 empresas expropiadas entre 2002 y 2012, y se comenzó en aquel entonces con cinco locales en Caracas. Por eso digo que es un ‘deja vu’ y me atemoriza pensar que la historia, de alguna manera se pueda repetir porque inicia, de alguna forma muy tímida, alegando que se privilegia un fin social, y realmente se atenta contra la propiedad privada que va, incluso, a expropiaciones en el área de la construcción, en el sector agroindustrial, petrolero, comercial, etc., la historia es cíclica y casos como el de Venezuela, que estamos pagando nosotros las consecuencias actualmente, después de 20 años, tras un nefasto gobierno, este es el resultado de unos anuncios recibidos en ese momento con muchas risas pero que al final han sido el resultado de lo que estamos viviendo tras 20 años de ‘revolución bolivariana’”.

Mendoza afirma que no le hace “ninguna gracia” que el país que ella abandonó por esa revolución se reproduzca en España: “Por eso digo que me genera un vértigo, porque sin duda voy siguiendo las noticias que llegan de Venezuela y ver lo que está pasando en Sevilla me llega directamente al corazón porque sé que puede ser un camino que finalmente lleve a un país en caos”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La venezolana afincada en España detalla, con pena, una comparación: “Hubo una época, cuando yo tenía 10 o 12 años más o menos, cuando Chávez llegó al poder, recuerdo que varios profesionales y académicos avisaron de que la situación en Cuba podría repetirse en Venezuela, pero nadie se lo creía por la situación económica que había, con petróleo y una bonanza increíble, y fíjate cómo estamos ahora. Cómo un anuncio que puede ser recibido entre aplausos, el de ‘exprópiese’, cómo termina en una tragedia como la que estamos viendo ahora, es muy lamentable”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar