Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado

Amelia del Castillo, la primera mujer que consiguió ser presidenta de un club de fútbol

La madre de nuestra compañera de Deportes COPE, Gema Santos, es la presidenta de honor del Atlético de Pinto.

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:40

“Prohibir el fútbol en los patios de recreo. Hagamos del patio un espacio amigable, donde todo el mundo pueda ocupar, transitar y habitar ese espacio común. Dejemos fuera esos juegos competitivos que monopolizan los espacios y excluyen a quienes no participan en ellos. ¿Por qué pistas de fútbol y no pistas de baile?”.

Seguramente habrás escuchado que ésta era una de las propuestas de Comisiones Obreras para facilitar una educación feministas que ha dado mucho de qué hablar esta semana. Ante el revuelo, desde Comisiones Obreras aclararon que aunque esta opinión se publicara en una de sus revistas, era sólo una opinión de la investigadora Yera Moreno y la profesora Melani Penna.

En Fin de Semana COPE hemos preguntado sobre esta propuesta a quien consiguió convertirse en la primera mujer, en todo el mundo, en ser presidenta de un club de fútbol. Ella es Amelia del Castillo, presidenta de honor del Atlético de Pinto.

Es también la madre de la compañera de deportes COPE, Gema Santos.

El Atlético de Pinto, el equipo que ella fundó ganó varias competiciones locales. Amelia del Castillo se convirtió en su presidenta y también en su entrenadora. No la dejaron hacer los cursillos de entrenadores porque el reglamento lo prohibía, así que solo podía asistir a las clases teóricas de los mismos.

Cuando el equipo comenzó a ir hacia adelante, buscó financiación para conseguir un campo cerrado para jugar. Cuando le pidió a D. Vicente Calderón que le comparar una papeletas para conseguir fondos, él mismo quiso conocer su proyecto. Al poco tiempo, Amelia del Castillo pudo contar con su ayuda. Sin embargo, los planes no salieron como ella esperaba. En el año 1975, el alcalde de Pinto pidió la dimisión de Amelia porque “aquello no era cosa de mujeres”, según él mismo dijo. Por el bien del equipo, Amelia dimitió, pero con el tiempo su dedicación se vio recompensada: el campo del club lleva su nombre y ella es su presidenta de honor.

Lo más