Schlichting: "Si Vox entra en Andalucía, el PP teme que crezcan en Madrid y Valencia"

La directora de 'Fin de Semana' analiza las elecciones en Andalucía

Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 16:25

 

Hola, hola. Muy buenos días, España. Una inmensa cantidad de corredores acaba de pasar delante de nosotros en este Palau de las Artes cuando ya está en pleno funcionamiento el Gran Maratón de Valencia, el más rápido de España. Verdaderamente, un acontecimiento social con 30000 personas en la carrera y casi el doble de visitantes en la ciudad que trae mucho dinero a esta capital.

Y nuestra mirada, a lo largo de toda la jornada, en la Cadena COPE y también en TRECE, donde estaremos esta noche, va a estar fija efectivamente en las elecciones andaluzas. Pocos comicios tan fascinantes como los que hoy se celebran en Andalucía. ¿Cómo es posible? Pero si son comicios locales, y además, con casi total certeza ganará el PSOE, como hace 36 años, y gobernará a Susana Díaz con algún tipo de apoyo de Podemos. La razón de esta fascinación es que las andaluzas de hoy son anticipo electoral de las generales que Pedro Sánchez impide a toda costa celebrar.

Vayamos por partes: En primer lugar, se trata de saber qué grado de apoyo le queda a Susana Díaz en Andalucía y si va a bajar del mítico número de 40 escaños. Hay que recordar que el peor escenario socialista lo padeció Manuel Chaves en 1994 con 45 escaños. Actualmente, la líder tiene 47, pero es difícil, insisto, que supere los 40. Y si logra 39, 38, 37...habrá perdido de forma estruendosa.

Para el PSOE de Pedro Sánchez, que se encuentra anímicamente bastante lejos de Susana Díaz, y que está dedicado a viajar por el mundo, los resultados no son extrapolables directamente. Pero es que Andalucía tiene atención seis millones y medio de votantes. Es el mayor vivero electoral de España y si el PSOE baja allí, no favorece un recuento nacional, ni resulta buen agüero para Pedro Sánchez.

El segundo que se la juega en estas elecciones es Pablo Casado. Tras unas primarias extenuantes, el nuevo dirigente del PP se ha encontrado estrenándose en el peor escenario que podía imaginar, Andalucía. Casado apostó por el candidato Juan Manuel Moreno a pesar de que era un valedor de su rival Soraya Sáenz de Santamaría y ha resultado tan débil electoralmente que el líder nacional ha tenido que hacerle la campaña al bueno de Juanma Moreno, que ha comentado que se irá si fracasa. Pero eso no disimularía el hecho de una bajada del PP. Si Ciudadanos adelantase al Partido Popular en Andalucía, que es una de las grandes incógnitas, el PP podría llegar a ser cuarto detrás de Podemos y el futuro de la formación azul quedaría muy ensombrecido.

Como a perro flaco todo son pulgas, Vox ha sido la sorpresa de esta campaña. Parece que el centro derecha se divide en tres y que el partido de Santiago Abascal podría moverse entre 2 y 5 escaños. Una última sorprendente encuesta del diario El Español lo pone en el alucinante y poco verosímil resultado de 7 escaños. Aunque Vox se lleva votos de tradicionales absentistas, gente que no suele votar en las elecciones, quitaría escaños sobre todo al PP e incluso a Ciudadanos y, sorpresa de sorpresas, al PSOE.

Se valora poco en el análisis de esta nueva formación que no es el burgués urbano su único votante, sino, como ha ocurrido en toda Europa, el obrero desencantado que en los cinturones de las ciudades padece en sus carnes los rigores económicos y sociales y que teme a la inmigración y que ya no sabe qué votar.

Si Vox entra en el Parlamento andaluz, los del PP temen una crecida de ese partido en las siguientes elecciones en Madrid, Valencia, y Castilla y León.

Vamos con Ciudadanos que es quizá quien lo tiene más fácil. Duplica seguro sus actuales 9 escaños y podría sacar hasta el triple, hasta 27. El pacto con el PSOE no parece haberle perjudicado, y además está de moda. En Málaga, por ejemplo, estrenado un fichaje fulgurante: el del exseleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda. Sería un triunfo para Ciudadanos sobrepasar al PP, pero no está nada claro que lo logre. Su candidato estaba muy desdibujado tras aliarse tanto tiempo con el PSOE. Juan Marín ha necesitado que Inés Arrimadas y Albert Rivera se empleasen a fondo.

A Podemos, que lleva en Andalucía el nombre Adelante Andalucía y está aliado con Izquierda Unida, le hubiese tocado sacar músculo. Le favorece efectivamente la alianza con los comunistas, pero las encuestas apuntan que se quedará poco más o menos como está. A Pablo Iglesias le hubiese gustado impulsar a la formación, pero es que se lleva fatal con su candidata, Teresa Rodríguez. Tan mal se lleva con Pablo Iglesias Teresa como con Susana Díaz. La lideresa de Podemos ha cambiado no solo el nombre del partido, sino el color del morado al verde. Paradójicamente, es la gran esperanza para Susana Díaz, que la necesitará para gobernar, porque se encuentra lejos de los 55 escaños necesarios.

Es un día importante para los votantes de todos los partidos y de toda España. Para los del PSOE, para ver cuánto les queda en Andalucía. A los del PP para ver cómo tira Pablo Casado. A los de Ciudadanos, para saber si es verdad que es su gran momento. A los de Vox, para celebrar su incorporación a los parlamentos locales, y a Podemos Andalucía, para saber qué parte de la tarta le quitan al viejo socialismo. Va a ser una tarde noche apasionante. COPE te va a servir la jornada, paso a paso, y, a partir de las 8 de la tarde, Carlos Herrera abrirá en Sevilla un especial con Expósito, Pilar Cisneros, y Fernando De Haro. TRECE también va a seguir el acontecimiento y Antonio Jiménez dirigirá el programa a las 10. Allí estará servidora para acompañaros en esta jornada crucial.

Lo más