COPE

Audio

Schlichting: “A Sánchez no le gusta el veto PP a Iglesias, pero los dineros de Europa dependen de ello"

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3Actualizado 18 oct 2020

¡Muy buenos días España! Jornada de cifras preocupantes. La OMS avisa a España de que hemos triplicado los diagnósticos de Covid con relación a las cifras de marzo. Hay que pensar, sin embargo, que se hacen muchísimos más test y que la mortalidad sigue muy por debajo de esos terribles 900 casos de entonces.

Doscientas veinticuatro muertes hay que lamentar desde ayer, fallecimientos dolorosos sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de personas que mueren solas, sin la asistencia de sus seres queridos, un dato espantosamente cruel. Comienza el confinamiento de Zaragoza y doce municipios extremeños, las restricciones en Valencia y Granada y se plantean para este lunes las de Aragón, donde nos encontramos.

Zaragoza está triste y distinta. El bellísimo museo Pablo Gargallo, de un autor vanguardista de principios de siglo, está en las inmediaciones del Pilar y apenas hay gente en la plaza. Suspendidas todas las celebraciones de la fiesta, la gente amontona flores en la entrada de la basílica en honor de la Virgen del Pilar. Hay que remontarse a 1918, al final de la la Primera Guerra Mundial para contemplar otra suspensión de festejos así de importantes y también fue, ojo, por la gripe española. Las pérdidas por estas fiestas también se notan en el bolsillo y se calculan en 65.000.000de euros.

Hoy la cultura y la escuela, uno de los fundamentos de Europa, están de luto. Un maestro francés ha sido asesinado en plena calle. Ha sido cerca de su colegio, en una localidad de la periferia noroeste de París. El padre de un alumno decidió castigarlo por haber abordado en clase el debate sobre la libertad de expresión y haber mostrado una de las caricaturas sobre Mahoma de Charlie Hebdo. El sujeto, de 18 años, lo decapitó con un cuchillo de cocina, hizo fotos de la cabeza y la mostró en las redes sociales. Un extraordinario grado de barbarie. El ministro del Interior francés regresó de inmediato de un viaje a Rabat y se dirigió a la localidad junto con el presidente Enmanuel Macron.

En Europa también se agravan las medidas contra el coronavirus. Francia ha instalado el toque de queda desde las nueve de la noche e Italia lo baraja a partir de las diez. Hay nuevas políticas restrictivas en Inglaterra y Bélgica.

En España se entregaron ayer los Premios Princesa de Asturias, esta vez en el hotel Reconquista, en lugar de en el tradicional escenario del teatro Campoamor, por la Covid. Fue conmovedora la recogida de uno de los premios, en nombre de todos los médicos y sanitarios españoles de Teresa, la madre de Sara, la doctora fallecida con apenas 28 años en acto se servicio. Se esperaban con especial atención las palabras del Rey en este momento de crisis institucional, cuando el socio del Gobierno, Pablo Iglesias, ha amenazado directamente a la Monarquía.

Su Majestad, siempre prudente, llamó a las instituciones a ponerse al servicio de la ciudadanía. Y los ojos se nos iban a la princesa de Asturias, la heredera, que cumple 15 años el próximo 31 de octubre. Habló con aplomo, mirando al público, vocalizando perfectamente.

Nos queda la Monarquía, menos mal. Los discursos de Rey y la Princesa se producen en la semana en que la Unión Europea ha manifestado su disgusto por el intento del Gobierno de reducir la libertad de los jueces cambiando su sistema de elección. La vergüenza ha servido al menos para que muchos representantes comunitarios sepan que el Gobierno evoluciona aquí de manera preocupante y que el presidente ha comprado el discurso podemita de controlar la judicatura, la Policía y los medios de comunicación.

La buena noticia es que se podría desbloquear la negociación sobre el CGPJ. El PP ha puesto al PSOE tres condiciones, a saber: que se retire la propuesta de que el Parlamento elija a los jueces por mayoría absoluta, que se despolitice el proceso y sobre todo que Podemos sea excluido del pacto. No parece que a Pedro Sánchez le haya gustado este veto, pero los dineros de Europa dependen de este gesto, así que veremos si prefiere Bruselas o Podemos.

Hay que ver lo autoritario que ha resultado este Gobierno que, entre otras cosas, ha anunciado que llevará adelante la reforma educativa (en plena pandemia) sin consenso y excluyendo a la comunidad educativa, que no comparecerá en el Parlamento.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar