Monseñor Juan José Aguirre, misionero comboniano y obispo de Bangassou

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado 14:04

Le decía El Quijote a su gran amigo: 'La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida'. Y hay personas que en el ejercicio de su libertad, están dedicando su vida a los demás de una forma excepcional. Es el caso de Monseñor Juan José Aguirre, misionero comboniano y obispo de Bangassou. Lleva 38 años en la República Centro-africana, un país que según el índice de desarrollo humano es el segundo más pobre del mundo, solo superado por Níger. Lo que cada día vive en su misión, pone los pelos de punta.

Monseñor Aguirre ha contado en 'Fin de Semana'  la insoportable situación que padece desde hace cinco años Bangassou y Centroáfrica, invadida por ejércitos, todos con el mismo objetivo, hacerse con las minas de oro y diamantes. Pero lejos de quejarse, da las gracias por poder ayudar a los que no pueden escapar de allí, mujeres violadas delante de sus maridos e hijos, ancianos con demencia acusados de brujería, huérfanos, leprosos o enfermos de sida terminales... “Dios nos ha llamado, es una vocación para toda la vida. No somos superhéroes, Dios sí, sin su gracia no podríamos hacer nada. Queremos dar la vida por nuestro pueblo hasta que Dios quiera”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado