La fundación africana fruto de la gran visión de futuro del Papa Juan Pablo II

Una de las acciones prioritarias de la Fundación ha sido la plantación de un millón de árboles en el Sahel occidental

ctv-yue-16797432964 d5985cc705 b

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:36

En 1980 Juan Pablo II realizó su primera visita a África en la que pudo ver personalmente la gran tragedia de los pueblos que sufren la sequía y la desertificación. Fruto de aquella conmoción y de su genialidad nació pocos años después la Fundación Juan Pablo II para el Sahel, que tiene su sede en Ouagadougou, la capital de Burkina Faso.

A lo largo de sus 36 años de existencia, una de las acciones prioritarias de la Fundación ha sido la plantación de un millón de árboles en el Sahel occidental. Su secretario general, el padre ProsperKiema, explica que setrata de una cuestión de supervivencia ya que la pérdida de la cubierta vegetal y el empobrecimiento del suelo conducen al hambre, a conflictos entre agricultores y ganaderos, al éxodo a las grandes ciudades y, por último, a la emigración.

De modo que frenar el avance del desierto es asegurar el futuro de millones de personas. El P. Kiema pone el ejemplo del karité, un árbol cuyos frutos producen un aceite muy nutritivo que sirve tanto para alimentar a las familias como para venderlo para fabricar cosméticos. Además, a partir de los cinco años, alrededor de estos árboles se desarrollan matorrales y otras plantas, y aparece vida animal, se retiene más lluvia y mejora la producción agrícola y de forraje, ofreciendo a los habitantes medios para ganarse la vida y permanecer en su tierra.

Ahora la fundación afronta su reto más ambicioso: plantar siete millones de árboles en los próximos años. La financiación corre a cuenta de una joven estadounidense, VivienneHarr, que ha puesto en marcha el proyecto LaudatoTree (juego de palabras entre la encíclica Laudato si y la palabra árbol en inglés). La fundación aportará su experiencia y sus contactos con 400 parroquias, y con 43 Cáritas diocesanas de nueve países que ya han ejecutado proyectos similares. Los fondos empezarán a distribuirse a finales de julio, y en noviembre se evaluará una primera fase de 100.000 primeros árboles plantados. Además la Fundación Sahel ultima su participación en un ambicioso proyecto de la Unión Africana, la Gran Muralla Verde. El objetivo es plantar árboles de costa a costa,en toda la franja de transición entre el desierto y la sabana.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar