COPE

La esperanza de un joven matrimonio que ha vivido un milagro durante la catástrofe del Líbano

El mismo día que se producía la grave explosión de Beirut nacía el primer hijo de este matrimonio

La esperanza de un joven matrimonio que ha vivido un milagro durante la catástrofe del Líbano

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:52

El pasado 4 de agosto nacía en el hospital de San Jorge Nabil, el primer hijo de Jad, un joven maestro y su esposa Christelle. Quince minutos más tarde, 2.700 toneladas de nitrato de amonio explotaron en el hangar 13 del cercano puerto de Beirut provocando más de 200 muertos más de 6.500 heridos. Jad ha contado a la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada cómo vio saltar todo por los aires. Cuando vio la cuna donde estaba Nabil, solo pudo dar gracias a Dios, ya que estaba bajo la ventana reventada, llena de cristales que habían atravesado la colcha como pequeñas lanzas. Pero a Nabil no le había pasado nada.

Jad tomó al niño ileso en sus brazos y le pareció un milagro. Piensa que lo mismo debió suceder en el establo de Belén, a unos 300 kilómetros al sur de Beirut, cuando José miró al recién nacido. En aquel momento, hace más de dos mil años, Dios también protegió al recién nacido. El hospital ortodoxo de San Jorge es el más antiguo y uno de los tres más grandes del país, y aquel día quedó completamente destruido. Christelle tuvo que ser trasladada de urgencias junto con Nabil a otro hospital, a 80 kilómetros de distancia.

Para este joven padre fueron momentos duros que le cambiaron la vida. Como lo fue para José cuando, después de que el ángel se le apareciera en un sueño, tuvo que tomar esa misma noche al Niño y a la Madre e irse a Egipto. A pesar de todas las dificultades que ha pasado el Líbano, el joven ha trabajado y luchado para ayudar a construir este país al que ama, pero asegura que para poder permanecer, los cristianos necesitan seguridad y la certeza de que alguien se ocupa de ellos, ya que con frecuencia se sienten solos y abandonados.

En medio de toda esa oscuridad Jad le repite una y otra vez a su hijo: “estás vivo porque Cristo te ha salvado. Tu madre y yo sufrimos heridas, pero tú no tienes ni un rasguño. Jesús estaba contigo en ese momento. No tengas miedo, Él siempre estará contigo”. Y recuerda que los cristianos libaneses han sobrevivido a guerras y persecuciones porque tienen una misión que cumplir: dar testimonio de Cristo. Nosotros podemos ayudarles a través a través de la campaña “Resiste Líbano”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar