COPE

La consagración de la catedral maronita de San Elías en la ciudad siria de Alepo tras su larga restauración

La catedral recibió al menos tres impactos de misiles, y ahora vuelve a ser lo que era

ctv-oh2-cathe5

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:44

La catedral había sido construida en 1873 en el barrio Al Jdeydeh, que fue tomado en 2013 por un grupo yihadista, entre cuyos objetivos estaba destruir cualquier signo de cristianismo en el país. Recibió al menos tres impactos de misiles. Una vez liberada esa parte de la ciudad en 2016, se planteó la reconstrucción. Ha sido un gran desafío recuperar el techo de madera conforme al diseño original, algo que ha sido posible gracias a un proyecto diseñado por un grupo de arquitectos italianos y a la financiación aportada por la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, que ha aportado 400 mil euros.

El arzobispo maronita de Alepo, Joseph Tobij ha dicho que la reconstrucción es "un signo de esperanza y renacimiento no sólo material, sino de toda la comunidad”. Antes de la guerra vivían en Siria 1,5 millones de cristianos, de los que se calcula que permanece un tercio. En Alepo las cifras son similares: de los 180.000 cristianos antes de la guerra, han quedado no más de 30.000.

La comunidad católica maronita no es la más numerosa en la ciudad pero realiza una gran labor social de ayuda humanitaria. “Nuestro deseo es quedarnos, afirma el arzobispo Tobij, no solo porque nacimos aquí sino porque es nuestra «misión»”. La catedral es la casa común que acoge a esta comunidad como una familia, y de ahí el empeño de reconstruirla.

De hecho, anticipó la apertura de sus puertas a la pasada Navidad para enviar el mensaje de que el Hijo de Dios sigue presente en medio de su pueblo. Fue un momento conmovedor cuando el niño Jesús fue colocado en un pesebre hecho de las ruinas del techo derrumbado; el arzobispo recuerda que todos los presentes lloraban y reían al mismo tiempo.

Una vez reconstruida la catedral, prosigue la dura tarea de reconstruir la comunidad, que sufre la pobreza y la falta de trabajo, debidas especialmente a las sanciones económicas que mantienen parada la rueda de la economía. La incertidumbre parece dominar la perspectiva del futuro, y muchos cristianos acarician lo que el arzobispo denomina “el sueño occidental”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Informativos

Informativos

Con Ángel Expósito

Escuchar