También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CÁNCER OVARIOS

Ensayan la biopsia líquida para personalizar tratamiento de cáncer de ovarios

La Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos del Hospital del Mar investigará la viabilidad de utilizar la biopsia líquida para dar un tratamiento personalizado y monitorizar a pacientes con cáncer de ovario.

  • Agencia EFE

La Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos del Hospital del Mar investigará la viabilidad de utilizar la biopsia líquida para dar un tratamiento personalizado y monitorizar a pacientes con cáncer de ovario.

Durante los próximos 3 años, esta unidad, en colaboración con el Laboratorio de Biología Molecular del Servicio de Anatomía Patológica, estudiará si esta técnica es útil para detectar y tratar precozmente las recaídas, lo que mejoraría la supervivencia de las pacientes.

El Hospital del Mar ya utiliza la biopsia líquida para diagnosticar y decidir tratamientos en otros tipos de tumores, como los de colon y recto, pulmón, mama y tumores genitourinarios, pero todavía no se ha explorado su posible uso en los tumores de ovario.

Esta técnica permite, con un simple análisis de sangre, detectar en el plasma sanguíneo ADN tumoral y, a través de sus niveles y tipos de mutaciones, predecir la respuesta de los pacientes a los diferentes tipos de tratamiento.

Según el Hospital del Mar, este es un factor de especial relevancia en el cáncer de ovario, con un nivel de recaída del 70% de las pacientes dos años después de iniciar el tratamiento.

El proyecto estudiará los posibles marcadores en sangre del cáncer de ovario, comparando muestras de tumor y en plasma sanguíneo y el impacto del seguimiento con esta técnica de las pacientes tratadas con cirugía y con quimioterapia, así como la evolución del ADN tumoral en sangre durante todo el proceso.

Gemma Mancebo, responsable de la Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos, ha explicado que "los marcadores predictivos en cáncer de ovario permitirían seleccionar intervenciones terapéuticas en función de la probabilidad de estos tumores de responder, y predecir su evolución y respuesta".

Actualmente, la detección de estas recaídas se hace con una combinación de diversas técnicas, como la determinación periódica de un biomarcador en suero y de la proteína epididimal humana producida por las células de este tipo de tumor, o con control radiológico con tomografía computarizada (TC).

Según Mancebo, ninguna de estas herramientas se ha mostrado lo suficiente sensible y específica, de ahí la importancia de la utilización de la biopsia líquida, una prueba no invasiva y contrastada, con capacidad para detectar la heterogeneidad del tumor.

El cáncer de ovario es la primera causa de muerte por cáncer ginecológico en los países desarrollados y la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres.

Según los médicos, una de cada 75 mujeres en el mundo será diagnosticada a lo largo de su vida de cáncer de ovarios, y de ellas 7 de cada 10 sufrirán una recaída al cabo de dos años de iniciar el tratamiento.

La ausencia de una sintomatología clara provoca que habitualmente se diagnostique en fases avanzadas, y el tratamiento es quirúrgico, combinado con quimioterapia.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado