También en directo
Ahora en vídeo

Sin micrófonos

  • cmp-last-audios-header:lista con un numero insuficiente de elementos
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Sin micrófonos | La larga semana que puede desangrar al PP

La gota que ha colmado el vaso ha sido el...
La gota que ha colmado el vaso ha sido el vídeo para atacar a Sáenz de Santamaría | EFE

“Nos ha sobrado una semana”. Es la opinión mayoritaria que circula en gran parte de la calle Génova, que admite que el Congreso extraordinario previsto para el 20-21 de julio, debería haberse celebrado el pasado fin de semana, pero, cuando comenzaron a estudiar, calendario en mano, cuándo podría ser ese cónclave, no había comenzado el Mundial, y cabía la posibilidad de que España llegara a la fase final, lo que hubiera restado mucho foco a la reunión del PP. Pero ese foco puede acabar achicharrando al partido y desangrándolo, según algunos, porque el enfrentamiento entre los dos candidatos va a más y quedan todavía cuatro largos días que no van a traer, auguran, más que polémicas.

La gota que ha colmado el vaso en los últimos días ha sido el vídeo en el que, para atacar a Soraya Sáenz de Santamaría, se criticaba a veteranos dirigentes del partido como Arenas, Villalobos o Montoro. El vídeo finalizaba con un “continuará...”, y de inmediato se atribuía al entorno de Pablo Casado, aunque su equipo negaba la autoría a través de un comunicado, y criticaban la airada reacción de su contricante y su intento de explotar el victimismo. El equipo de la exvicepresidenta aseguraba, sin embargo, que es el “nerviosismo” de Casado el que le ha llevado a amparar iniciativas de este tipo, porque “ve que no le salen las cuentas”. Y algunos apuntaban, “nosotros también podríamos hacer un vídeo en el que aparezcan Aguirre y Aznar...”. El enfrentamiento ha ido a más y Antonio Sanz, representante de Sáenz de Santamaría, ha llegado a pedir al comité organizador del PP que estudie ese vídeo.

El comité, bajo la presidencia de Luis de Grandes, se reunirá precisamente hoy para cerrar flecos de cara al fin de semana, y podría, pues analizar ese escrito de protesta. Con este telón de fondo, lo que sí parece imposible es que vaya a haber un debate entre los dos candidatos. Tampoco ha sentado bien en una parte del partido que Casado quiera hacer parte de su campaña criticando la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy, sobre todo, por lo injusto del modo en el que se les ha desalojado del poder. Y si el vicesecretario de Comunicación cruza esta semana determinadas líneas, advierten, sin especificar cuáles, algunas personas que están siendo neutrales “van a empezar a hablar en su contra”. Los dos candidatos siguen sumando apoyos y tirando de teléfono para asegurarse el apoyo de los 3.082 compromisarios que votarán en el congreso. Las estrategias de ambos equipos están siendo, eso sí, diferentes.

Pablo Casado insiste en hablar de los “valores del PP”, y ha llegado a hacer propuestas, como la de la ilegalización de los partidos independentistas, que, le sitúan en la extrema derecha del PP. Para desechar esa imagen, el candidato ha tirado de Adolfo Suárez Illana, que le presentará hoy en un desayuno informativo que tendrá lugar en Madrid. Y, además, sigue echando mano de apoyos de rostros conocidos en la formación, como los de Tejerina o Catalá. La semana pasada, además, tuvo lugar en Pamplona, en plenos sanfermines, una reunión entre los barones de Navarra, La Rioja, Aragón y Asturias, que podría suponer el apoyo de sus compromisarios a Casado.

Mientras tanto, Sáenz de Santamaría sigue haciendo una campaña bastante plana, sin ataques directos a su contrincante, campaña “en positivo”, dice ella. Su entorno, eso sí, continúa seguro de su victoria e insiste en que las cosas “van bien”. María Dolores de Cospedal, que ya se ha reunido con los dos candidatos, se mantiene, hasta el momento, en silencio. Pero fuentes cercanas a Pablo Casado apuntan que hoy podría asistir también a ese desayuno de Casado, lo que daría un apoyo si no explícito, al menos implícito, a su candidatura. Este gesto podría servir también a sus compromisarios para saber a quién deben apoyar el próximo sábado, aunque algunos ya se han desmarcado y aseguran que, una vez fuera de la carrera final, “no hay fidelidades, cada uno tiene que mirar por lo que le convenga a él y al partido”.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado