También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERRAN ADRIÀ

ElBulli, un caso de análisis para llevar al mundo de la edición

El cocinero Ferran Adrià ha planteado elBulli como un caso de análisis que puede ser útil al mundo de la edición en la segunda jornada del Fórum Edita ante un auditorio de editores y representantes del mundo del libro a los que ha aconsejado "asumir riesgos".

  • Agencia EFE

El cocinero Ferran Adrià ha planteado elBulli como un caso de análisis que puede ser útil al mundo de la edición en la segunda jornada del Fórum Edita ante un auditorio de editores y representantes del mundo del libro a los que ha aconsejado "asumir riesgos".

Ha comenzado Adrià señalando que en cualquier actividad industrial "la cuestión no es la creación o la innovación" y, de hecho, ha recordado, "el 99 % de las patentes no se utilizan", sino que "el problema de fondo es la falta de eficiencia, que tiene su origen en que no estamos conectados".

Llevando esa desconexión a su terreno, el cocinero ha señalado que "resultaría impensable que al entrar en un restaurante y pedir un plato, alguien nos dijera que ese no es su departamento".

En elBulli, el equipo de Adrià buscaba "el límite dentro de la vanguardia culinaria" y ha invitado a los asistentes a "buscar cuál sería ese límite en la edición de libros".

En un tono a veces provocador, como él mismo ha reconocido al final de su intervención, Adrià ha aconsejado a los editores a visitar Japón "al menos una vez al año", porque "a nivel industrial y de innovación es el único país diferente".

Ha recordado que en 2002 nació elBullibooks, "una editorial propia para publicar elBullicatalogo, la primera y única vez que se ha catalogado la obra de un cocinero, a la que luego se incorporaron los análisis de las recetas, para completar el primer catálogo razonado".

En 2008 se produjo el catálogo audiovisual, que evocaba "la historia de un sueño" entre 1963 y 2009, y nueve años después esa producción audiovisual se convirtió en un catálogo auspiciado por Amazon, que lo ha editado en 18 idiomas y que suma 3.000 horas de grabación.

Ha confesado que en más de una ocasión ha oído el sonsonete de "esto no se puede hacer" y ha advertido a los asistentes en el auditorio de UPF-Balmes que "somos una pequeña organización que arriesgamos y algunas veces nos sale bien y otras mal, pero siempre asumimos el riesgo".

En su opinión, este compendio audiovisual será un "genérico" que en el futuro servirá para analizar, por ejemplo, toda la obra de Norman Foster o de Frank Gehry, que "no se puede resumir en un documental de una hora".

Para rentabilizar cualquier proyecto intelectual "no hay que regalar nada", ha apuntado Adrià, mientras recordaba los problemas que vive el mundo de la prensa por regalar sus ediciones en el ámbito digital.

En un tono más didáctico, Adrià ha fijado cuatro consejos generales que se pueden aplicar al mundo de la cocina o del libro: "cuestionar el statu quo, tener una actitud científica, actuar con eficiencia y aplicar una mirada global".

Adrià ha regañado a los editores por no haber sabido ver la potencialidad de su actual proyecto, la Bullipedia, "la primera enciclopedia universal que abordará todas las cuestiones relacionadas con la cocina y la alimentación de manera global".

En noviembre de 2019 habrá veinte libros de los 36 previstos, que "hemos hecho nosotros y no el mundo editorial, y la única diferencia es la capacidad de asumir riesgo".

Otro de los déficit del mundo industrial local es, según el chef barcelonés, la falta de capacidad de proyección de su actividad fuera de nuestras fronteras, que ha ilustrado con un símil futbolístico: "Yo soy del Barça y soy de Messi, pero es verdad que Cristiano Ronaldo se vende mejor".

Lo más visto