También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cosas de Radio Patio: "Voy porque allí se está fresquito"

¿Qué le habrá pasado esta semana a nuestra compañera Cinta Molina? Cosas de radio patio: las experiencias de una madre que trabaja en la radio los fines de semana

Cosas de Radio Patio: “Voy porque alli? se esta? fresquito”
Cosas de Radio Patio

Volver a Madrid en plena ola de calor es, definitivamente, lo peor para un final de vacaciones. Si casi vuelvo llorando, esto ha sido la puntilla. Ahora sí que voy a necesitar período de adaptación, pero a la vida real. Ya sé que todos los años hay olas de calor, el año pasado, a finales de junio, no se podía ni respirar en Madrid. Y hubo otra gran ola de calor, pero nos pilló en la playa, mirando al mar, más llevadero, con la brisa marina. Mucho más llevadero, sin duda. Y los mayores me dirán que qué me esperaba en agosto. Vale, voy a intentar no quejarme, que han anunciado que bajarán bruscamente las temperaturas en una semana. Ya verás, con el cambio climático, me temo lo peor.

Con estos calores, hemos descubierto, que podemos convertir el salón de mi casa en un pingüinario. Sí. Y llegó un momento que amenacé con taparme con una mantita para ver una película. Pero es que en mi casa, cada uno, tenemos un termostato diferente. De hecho, casi sería mejor que cada uno estuviera en una habitación con su temperatura ideal. No nos podemos quejar, porque tenemos piscina. A remojo por las tardes, estamos divinamente. Todos buscando la sombra, hasta dentro del agua.

La vecindad y piscina, ese puede ser el principio de un culebrón. Cuando nos juntamos tres amigas, entre risas y chapuzones, somos capaces de poner colorado a cualquiera y, de paso, enterarnos de los chismes de medio barrio. Y eso que sólo estamos un par de horas. Es como 'Radio Patio', un no parar. De verdad, pienso que hay personas que no están capacitadas para convivir con vecinos. Y la mala memoria que tienen algunos.¿No se acuerdan de cuando sus hijos eran pequeños? Quejarse porque te salpiquen en una piscina ya es el colmo. La vida de esta”nuestra comunidad” es flipante. Y ¿dónde está el glamour?

Me he dedicado a grabar a todos los niños zambulléndose de todas las maneras posibles, a cámara lenta y con cámara acuática. Ha sido tan divertido que, algún adulto, no ha podido resistirse y nos lo hemos pasado en grande. Tardes refrescantes. Es lo mejor. Eso y el helado de chocolate. Que con la excusita del calor se me está yendo de las manos. Pero no pienso enmendarme hasta septiembre, es así, no tengo fuerza de voluntad. Para el helado de chocolate, no.

Y en mi chat favorito, chistes varios sobre los dedos de las manos, que sólo entendemos nosotras y es muy largo de explicar y la posibilidad de hacer video llamadas por WhatsApp con muchos participantes. Puede ser divertidísimo pero habrá que poner día y hora. Pero lo probaremos en breve, fijo.

A mis queridos compañeros de 'Fin de Semana', deciros que vuelvo. Me encantan esos sábados, la temporada pasada dejamos el listón bien alto, habrá que superarlo.

El martes comienza mi “nueva temporada”. Iré porque allí se está fresquito y porque tengo amigos estupendos a los que quiero ver y charlar. Y porque tengo que pedir el paisaje de fondo con vistas para mi estudio. A ver si cuela. Período de adaptación será hasta la vuelta al cole de los niños. Ese sí que es el principio del maratón. Mientras tanto, volveré a poner música para animar el ambiente y recordar estas vacaciones estupendas.

Mañanas de radio, tardes de chapuzón y Mamen encendiendo 'La Linterna' . No se lo pierdan. Planazos de agosto

  • La Estructura no se ha encontrado