COPE

SAN JAVIER

Los primeros aviones PC-21 llegan a la AGA para modernizar la instrucción de pilotos

El Ejército del Aire, con esta adquisición, inicia un proceso para cambiar el sistema de instrucción de los pilotos que les permitirá reducir las horas de vuelo

ctv-iqz-fotonoticia 20210914180947 1920

EFE@cope_murciaMurcia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:14

Los dos primeros aviones PC-21, de la empresa suiza Pilatus, adquiridos por el Ejército del Aire han aterrizado este martes en la Academia General del Aire (AGA) de San Javier procedentes del país helvético, lo que supone la primera entrega de la remesa de 24 nuevas aeronaves destinadas a la instrucción de los pilotos del Ejército del Aire.

Este nuevo modelo turbohélice biplaza sustituirá progresivamente a los antiguos reactores C-101, con más de 40 años de servicio y que en los últimos dos años han protagonizado dos accidentes que provocaron la muerte de sendos pilotos e instructores de la AGA.

Los dos aviones han despegado este martes desde las instalaciones de la empresa en Stans (Suiza), con una parada para repostar, y han aterrizado sobre las 14:00 horas en la base aérea de San Javier, donde han sido recibidos por una comitiva de autoridades militares y civiles, entre las que se encontraban el consejero delegado de Pilatus, Markus Brucher, y el jefe de la División de Plata del Ejército del Aire, Javier Guerrero.

A los mandos de los aviones estaban dos pilotos de la empresa Pilatus, acompañados en el asiento trasero por sendos pilotos del Ejército del Aire, uno destinado en el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (Claex) y otro en la Academia General del Aire.

Los PC-21 cuentan con 1.600 caballos de potencia, miden 11 metros de longitud y 9 de envergadura, alcanzan una velocidad máxima de 700 km/h y una altitud de vuelo de 8.000 metros. Su autonomía de viaje es de 1.300 kilómetros, suficiente para trasladarse desde San Javier a cualquier punto de la península Ibérica.

El Ejército del Aire, con esta adquisición, inicia un proceso para cambiar el sistema de instrucción de los pilotos que les permitirá reducir las horas de vuelo y, por tanto, el coste de la enseñanza, según ha explicado el jefe de Fuerzas Aéreas, teniente coronel Ildefonso Martínez.

Este abaratamiento se produce gracias a un sistema de aprendizaje que sustituye los manuales en papel por programas de ordenador que se adaptan al aprendizaje de cada alumno, así como nuevos sistemas de simulación que reproducen de una forma mucho más real las condiciones que los pilotos se encontrarán durante los vuelos.

Además, el avión tiene la capacidad grabar los datos de cada vuelo, por lo que el instructor podrá mostrar el momento exacto en el que el alumno ha cometido un error y explicar la maniobra adecuada. Todo lo anterior disminuye las horas de vuelo necesarias para formar a un piloto.

En total, el Ejército del Aire ha adquirido 24 aviones, 40 estaciones de ordenadores para el aprendizaje, 12 estaciones donde se analizan los vuelos efectuados por los alumnos y cuatro simuladores de dos tipos. Estas adquisiciones conllevan modificaciones en las infraestructuras de la AGA.

En la AGA se ha determinado un calendario para determinar la transición entre la instrucción con los antiguos C-101 a los nuevos Pilatus PC 21.

Así, en junio de 2022 se prevé que finalice el último curso con las aeronaves antiguas y que ya hayan llegado los 24 aviones nuevos, iniciándose en octubre de ese año la instrucción con los nuevos dispositivos, mientras que en septiembre de 2024 se prevé que el nuevo modelo de enseñanza esté consolidado tras dos años de prueba y las nuevas infraestructuras estén finalizadas.

“Es un paso evolutivo en la formación de pilotos”, ha destacado el teniente coronel Martínez, para añadir que han buscado “un factor tecnológico que marcase la diferencia”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar