COPE

PLAYAS BIZKAIA

2,7 millones de vizcaínos ha ido a la playa en verano y un 59% lo ha hecho igual que en 2019 pese al covid

Siete de cada diez personas se han sentido seguras en relación al mantenimiento de las distancias en la arena y en el agua

Vídeo

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 18:16

Las personas usuarias han vuelto a conceder una valoración de notable (7,92) a las playas de Bizkaia en una temporada marcada por la situación generada por el COVID-19 que, aun así, apenas ha restado afluencia a los arenales, tal y como reconocen estas mismas personas en la encuesta que anualmente realiza la Diputación Foral de Bizkaia para conocer distintos aspectos relacionados con estos espacios naturales. De hecho, el 58,9% de quienes han contestado al sondeo han indicado que ha acudido en la misma medida que el año pasado y otro 12,9%, que lo ha hecho más que el pasado verano. Los datos de afluencia corroboran estos datos, ya que a pesar de que esta temporada comenzó más tarde, han acudido a las playas 2.708.560 personas, un 6,48% menos que en 2019.

El aspecto que más valoran quienes han respondido a la encuesta que realiza la Institución foral es el de la seguridad, al que conceden un 8,78 sobre 10 de media. Una nota que supera ampliamente el Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia, con un 9,81, y la seguridad en el baño, con un 9,46. Las playas que se perciben como más seguras son las de Arriatera-Atxabiribil (9,30), Ea (9,22), Karraspio (9,21) y Gorliz (9,19) y en el resto ninguna calificación baja del 7,19, es decir, del notable. La labor de los hondartzainas se valora con un 8,44.

La limpieza de las playas también llega al notable (7,83), si bien la limpieza del arenal y la conservación reciben una nota superior (8,13 en ambos casos). La disponibilidad de papeleras cae al 7,24, cuando en 2019 recibió una nota de 8,19, pero esta cuestión vinculada a la limpieza se ha visto condicionado esta temporada por la pandemia, que ha impedido que se instalaran las papeleras en la arena, limitando su colocación a la entrada a las playas. Los arenales mejor valorados en cuanto a limpieza son Ogella (8,65), Ea (8,56) y Aritzatxu (8,21).

Los servicios y equipamientos reciben en esta temporada un 7,17, una nota inferior a la que obtuvo este aspecto en 2019 (7,31) debido a la caída en la valoración referente al número de duchas (que se queda este año en un 6,36), que se han instalado este año en menor número para garantizar el mantenimiento de las distancias entre las personas usuarias de este tipo de equipamientos.

Cómo se acude a las playas

En relación a la manera en la que las personas usuarias acuden a las playas, resulta significativo que, a pesar de la pandemia, se mantiene el porcentaje de personas que las visitan a diario o con una frecuencia de dos o tres días a la semana (53,4% frente al 53,1% de 2019). Tampoco hay variación en la frecuencia con la que las y los usuarios toman un baño en las playas (el 83,1% lo hace habitualmente), ni en el motivo principal para elegir una playa y no otra, que sigue siendo mayoritariamente (40,5%) la cercanía.

Ha habido un ligero repunte de las personas que no acuden acompañadas de niños o niñas a la playa: este año han sido ocho de cada diez, mientras el año pasado fueron siete de cada diez. Los arenales con más público infantil son, por este orden, Isuntza, La Arena y Laida.

Además, ha disminuido el porcentaje de quienes se desplazan en coche a los arenales (este año es del 51,3% y en 2019 fue de 53,9%) y se ha incrementado el de quienes llegan andando (31,2% frente al 24,6%).

La diferencia más notable en lo vinculado a los hábitos de las personas usuarias de las playas es la reducción en el tiempo de estancia en ellas. Si la media del año pasado era de 4,25 horas (en sintonía con los tiempos de los cuatro años anteriores), este año ha sido de 3,67 horas.

La misma frecuencia pese al COVID-19

Este año, la encuesta que realiza anualmente la Diputación Foral de Bizkaia incluye un apartado que analiza percepciones de las personas usuarias y cuestiones relacionadas con el COVID-19 y la visita a las playas. La principal conclusión que puede extraerse de las respuestas ofrecidas por quienes acuden a los arenales es que la pandemia no ha reducido la frecuencia de uso de estos espacios naturales. De hecho, el 58,9% asegura que ha ido a la playa con la misma frecuencia y otro 12.9% asegura haber ido más que el año anterior.

Además, se ha generalizado una percepción de seguridad en cuanto al mantenimiento de las distancias de seguridad tanto en la arena como en el agua. El porcentaje de personas que consideran haberse sentido seguras en la arena ha sido del 77,9% y en el agua, del 74,9%.

La inmensa mayoría ha visto las señales y cartelería instaladas para ofrecer información relativa al COVID-19 (83,6%) y valora positivamente la utilidad y claridad de la megafonía para ofrecer información sobre este tema (la nota que se concede a este aspecto es de 7,39 puntos sobre 10).

Junto con la megafonía, la Diputación Foral de Bizkaia ha empleado otros dos canales para ofrecer toda la información relativa a las playas: la página web y la aplicación BizkaiUP. Un 23,6% de las personas encuestadas han utilizado la primera y un 16,4% han usado la segunda y ambas herramientas reciben una puntuación alta en relación con su claridad y utilidad: un 7,54 en el caso de la web y un 7,72 en el de la app.

La bandera ámbar implantada para señalizar los momentos de aforo elevado se valora también con un notable (7,27) por parte de las personas que la conocen (el 76,5% de los encuestados).

Afluencia a las playas

Las conclusiones extraídas de las respuestas en la encuesta sobre la frecuencia de asistencia a las playas se confirman con los datos reales de afluencia. En una temporada que comenzó quince días más tarde de lo habitual (el 15 de junio en lugar del 1 de junio), 2.708.560 personas han visitado los arenales vizcaínos, lo que supone un descenso únicamente del 6,48% con respecto a 2019. Como viene siendo habitual, los meses de julio y agosto son los que mayor cantidad de personas usuarias contabilizan (1.055.914 y 785.736, respectivamente). En junio, a pesar de iniciarse la temporada quince días más tarde, la afluencia ha sido mayor que en septiembre (448.647 personas frente a 418.263). En esta diferencia ha podido ser determinante la meteorología adversa de las últimas semanas de septiembre.

Las playas más visitadas han sido las de Ereaga (327.206 personas), La Arena (306.632), Gorliz (263.275), Arriatera-Atxabiribil (226.651) y Plentzia (221.040). Y los días de mayor asistencia de la temporada fueron el 19 de julio, con 86.202 personas usuarias, el 6 de agosto, con 76.362, y el 13 de septiembre (con 75.416).

A lo largo de la temporada, la bandera ámbar, con la que el Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia ha señalizado los momentos en el que el aforo en las playas era elevado, ha ondeado en alrededor de 300 ocasiones (esta situación puede producirse en más de una ocasión en la misma playa y día). Por lo general, estas ocasiones han coincidido con días soleados y en los momentos de esas jornadas en los que había pleamar.

En la dinámica de control de aforos establecida con los ayuntamientos de los municipios donde se localizan las playas, se han cerrado arenales en 20 días diferentes: uno en junio (30 de junio), nueve en julio (los días 4, 5, 13, 18, 19, 20, 25, 30 y 31), seis en agosto (los días 5, 6, 16, 19, 20 y 27) y cuatro en septiembre (los días 2, 3, 4 y 13). En dos ocasiones se han llegado a cerrar 9 playas a la vez: el 19 de agosto (La Arena, Las Arenas, Muriola, Gorliz, Bakio, Aritzatxu, Laga, Isuntza y Karraspio) coincidiendo con una pleamar con un coeficiente alto (99), y el 13 de septiembre (La Arena, Barinatxe, Arriatera-Atxabiribil, Muriola, Plentzia, Gorliz, Aritzatxu, Toña y Laga), también coincidiendo con la marea alta.

Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia

El mantenimiento de las cifras de afluencia a las playas ha tenido también su reflejo en el número de asistencias que han realizado las y los socorristas. El Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia que presta Cruz Roja para la Diputación Foral de Bizkaia ha atendido a lo largo de esta temporada a 5.099 personas (el año pasado fueron 6.205), la mayoría de las cuales (5.001) recibieron atención en el propio arenal y sólo 98 precisaron ser evacuadas a un centro sanitario.

Más de la mitad de las actuaciones de las y los socorristas han sido por heridas (2.825) y también son numerosas las practicadas por picaduras de salbirón (750). Además, han realizado 118 rescates en el mar.

Los hondartzainas, por su parte, han recogido menos reclamaciones y registrado menos incidencias que el año pasado. Las primeras, que en 2019 sumaron 1.084, han pasado a ser 940 y las segundas se han quedado en 104 frente a las 194 de la anterior temporada.

442.730 kilos de residuos recogidos

Durante la temporada de este año, se han recogido en los arenales de Bizkaia 442.730 kilos de residuos, de los cuales la mayor parte (384.347 kilos) corresponde a los que generan las personas usuarias y depositan en las papeleras y contenedores instalados en los accesos a las playas. El resto corresponde a lo que traen las mareas a la costa.

Este año, la cantidad total de residuos ha disminuido un 6,4%, principalmente porque la ausencia de maretones y fuertes lluvias ha reducido también la cantidad de residuos procedentes de las mareas un 50,27%. Este descenso contrasta con el incremento de la recogida en las papeleras verdes (fracción resto), que ha subido un 10,35%.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar