Boletín

El Guggenheim Bilbao inaugura una muestra del trabajo de Lucio Fontana

Lucio Fontana expone en el Guggenehim Bilbao

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:34

El Museo Guggenheim Bilbao acoge durante los próximos meses una retrospectiva dedicada al artista italo argentino Lucio Fontana (1899-1968) a través de un recorrido por toda su trayectoria, donde se exhiben cerca de un centenar de obras realizadas por el creador entre 1931 y 1968 y dominadas por sus características telas rasgadas.

La muestra, titulada "En el umbral", permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre y ha sido comisariada por la curator del Latin American Art, Iria Candela, y Manuel Cirauqui, del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York.

El recorrido arranca con las obras tempranas de Fontana realizadas en las décadas de 1930 y 1940, que ilustran un recorrido hacia una creciente abstracción, no exenta de influencias de las corrientes estéticas que marcaron esos complejos años. Al mismo tiempo, Fontana va apuntando la naturaleza transgresora de los lienzos rasgados y rotos que predominarán en su producción posterior.

La exposición se detiene en ejemplos como la icónica serie de Cortes (Tagli), así como el desarrollo previo de sus Agujeros (Buchi), situando la radicalidad de estas piezas en un terreno que "conecta la pintura, la escultura y la acción artística", según ha señalado durante la presentación de la muestra este jueves el director de la pinacoteca, Juan Ignacio Vidarte.

La muestra incluye sus "Ambientes espaciales" (Ambienti spaziali) y sus experimentos con la luz y el espacio, incluido el uso de tubos de neón donde Fontana sienta las bases de los desarrollos posteriores en el arte de la instalación y de la obra de arte inmersiva.

"En el umbral" establece una visión "transversal" de una figura artística que "se hizo eco" de los conflictos que marcaron parte del siglo XX, como las reconsideraciones del clasicismo desde la vanguardia y la estética ligada a los movimientos totalitarios europeos, las guerras y la reorganización de los movimientos artísticos durante la posguerra, hasta la llegada de la tecnología.

La selección de un centenar de piezas, incluye esculturas, cerámicas, pinturas, obra sobre papel y ambientes realizados entre 1931 y 1968, esta exposición nos permite recorrer los periodos fundamentales en el trabajo de uno de los autores más influyentes de la posguerra.

Lo más