En Euskadi la Gran Recogida de Alimentos espera alcanzar los dos millones de kilogramos.

La iniciativa ha recaudado productos no perecederos y bonos canjeables por alimentos básicos para las familias más necesitadas. 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:09

La fiesta de la solidaridad en Euskadi ha sido grande gracias a los más de siete mil voluntarios que luchan contra el hambre en los colectivos más desfavorecidos. Los voluntarios que quieren inscribirse y participar en este proyecto superan la oferta de los bancos de alimentos, lo cual es una buena noticia para los Bancos de los distintos territorios. Casi quinientos establecimientos han participado en esta iniciativa solidaria orientada a ayudar a las familias más necesitadas en la Comunidad Autónoma.

En Euskadi las familias beneficiadas se han reducido ligeramente, pero aún son cerca de cincuenta mil las que reciben estas ayudas. En Bizkaia, según Miguel Ángel Fernandino, Presidente del Banco de Alimentos, se han conseguido alcanzar los objetivos y mejorar la colecta del año anterior. Los alimentos recogidos este año son de mayor calidad y de mayor precio. Esta recogida asegura un cuarto de la entrega de 2019 y ha recibido productos como aceite, azúcar, arroz, legumbres, además de frutas, verduras y hortalizas que se destinan a ayudar a las familias más desfavorecidas, pero también los bonos de alimentos. La gran ventaja de esta modalidad de donación es que permite a los Bancos de Alimentos seguir suministrando comida a las personas necesitadas más adelante y de manera escalonada. Desde el domingo se están clasificando y llevando los productos a almacenes antes de que se puedan empezar a repartir entre los comedores sociales, residencias y familias necesitadas de Euskadi.

Lo más