Detenido en Vitoria por conducir drogado en sentido contrario, segundo caso esta semana

También denunciado un vitoriano por circular a gran velocidad, con tres ruedas y hacia Pamplona en los carriles sentido Vitoria.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:41

Dos casos se han registrado en un mismo día de conductores muy muy temerarios, ambos iban drogados y circulaban en sentido contrario, con el riesgo que supone para el resto de vehículos. El último, el arresto de un hombre de 41 años por conducir en Vitoria bajo los efectos de las drogas y en sentido contrario al de la circulación. La Policía Local ha explicado que una patrulla dio el alto este miércoles al ahora arrestado cuando circulaba en su coche por la Avenida de los Huetos de la capital alavesa. El conductor dio negativo en las pruebas de alcoholemia, pero positivo en el test de detección de cannabis y cocaína. A falta de conocer los resultados definitivos del laboratorio se le ha acusado de un delito contra la seguridad vial.

Sobre tres ruedas y a lo loco

También el miércoles agentes de la Policía Foral de Navarra han denunciado a un joven vitoriano de 24 años que circulaba a más de 140 kilómetros por hora por la A-15 a pesar de que le faltaba una rueda delantera al vehículo. Según el cuerpo autonómico, a las siete de la mañana el Centro de Mando y Coordinación recibió varios avisos de usuarios de la AP-15 en Irurtzun sobre un vehículo que circulaba a gran velocidad, con los espejos retrovisores recogidos y hacia Pamplona por los carriles sentido Vitoria.

Interceptado a la fuerza

Una hora más tarde, dos patrullas que estaban atendiendo un accidente en la A-15 en Azpirotz vieron pasar a gran velocidad a un vehículo de las mismas características con un golpe en el lado derecho y que carecía del neumático delantero. Los agentes salieron detrás de él para intentar detenerlo haciendo señales acústicas y luminosas pero no lograron que se detuviera, por lo que, debido al peligro que estaba generando, uno de los vehículos policiales se colocó delante haciéndole reducir poco a poco la velocidad hasta conseguir pararlo. Tras identificar al conductor y realizarle los test de alcohol y drogas, con positivo en ambos, se le imputaron dos delitos contra la seguridad vial por alcoholemia positiva y por conducción temeraria.

Lo más