Boletín

Aburto aboga por una Policía Municipal 'preventiva', pero también 'coercitiva' sin 'espacios de impunidad'

El alcalde de Bilbao da la bienvenida a la nueva promoción de la Policía Local, compuesta por 104 agentes, 21 de ellos, mujeres

COPE.ES

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 15:13

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha abogado este martes por una Policía Municipal "preventiva", pero también "coercitiva", porque "no tiene que haber ningún espacio para la impunidad" en la Villa, y ha defendido que "caiga todo el peso de la ley y la justicia" sobre el delincuente.

Juan Mari Aburto, junto a la concejala de Seguridad, Amaia Arregi, han dado la bienvenida a la XIX Promoción de la Policía Municipal, formada por un total de 104 nuevos agentes, de los que 21 son mujeres, y el 90% de ellos residentes en Bizkaia. En el acto de entrega de placas también han participado ediles de todas las formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento, además del viceconsejero de Seguridad, Rodrigo García Azurmendi, y la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Bizkaia, Ana Barrilero.

Tras la entrega de placas a los nuevos agentes, el alcalde de Bilbao ha afirmado que es "un día especial para todos, para mi como alcalde, para el Ayuntamiento y para la ciudad de Bilbao". Tras destacar los "grandes esfuerzos" realizados por los nuevos agentes para sacar la plaza, Aburto ha destacado que el gobierno municipal "está llevando a cabo sus compromisos de tener mayor presencia policial en la calle, para lo cual es necesario tener más promociones, más hombres y mujeres representando a la Policía Municipal en las calles de Bilbao".

Aburto ha dicho a los nuevos agentes que entrar a formar parte de un cuerpo policial que tiene "175 años de historia", pero que "también tiene un gran futuro por delante que depende de cada uno de vosotros". En ese sentido, les ha recordado que el servicio público de seguridad es, "probablemente, uno de los más demandados a día de hoy por la ciudadanía bilbaína, y sois vosotros quienes vais a garantizar y prestar ese servicio".

El alcalde ha afirmado que la seguridad es "la primera de nuestras prioridades" y es "una condición 'sine qua non' para que el desarrollo económico y social de nuestra Villa siga evolucionando a mejor". Por ello, ha señalado, es "tan importante que los bilbaínos se sientan seguros".

En ese sentido, les ha trasladado a los nuevos agentes "la responsabilidad de que los bilbaínos se sientan seguros, pero mejor si la compartimos". Así, ha añadido que "tenemos, entre vosotros y nosotros, la responsabilidad de que Bilbao sea una ciudad segura". También les ha dicho que "en la calle" les están "esperando con ilusión", y les ha pedido que respondan "con esa misma ilusión y con compromiso".

Tras recordar que el Ayuntamiento está desarrollando una Policía Municipal de "proximidad y cercanía", Aburto ha afirmado que "el gran reto es que los bilbaínos sientan a la policía como algo muy suyo".

El alcalde ha precisado que "hablar de policía de proximidad no es solo hablar de lo preventivo", sino que la policía "tiene un doble aspecto: el preventivo, con esa presencia policial que hace que el que tenga malas ideas se vaya, pero también el coercitivo". La policía, ha añadido, "es un poder coercitivo que hay que usar cuando alguien tiene malas ideas y las quiere llevar o las está llevando a cabo".

Por ello, ha apelado a "la doble condición de policía preventiva y de policía coercitiva" porque "no hay espacios para la impunidad, no tiene que haber ningún espacio para la impunidad". "Todas y cada una de las normas están para ser cumplidas, y cuando no se cumplan, tenéis que hacer que se cumplan", les ha instado a los nuevos agentes.

Aburto ha dicho que "lo primero es siempre impedir el delito; lo segundo será, cuando el delito se produzca, investigar; y lo tercero, siempre que se pueda, detener al delincuente, y, a partir de ahí, que caiga todo el peso de la ley y la justicia sobre aquel que delinque, toda la contundencia frente al delincuente y sin el más mínimos espacio para la impunidad".

Para eso, ha recordado la existencia del Pacto por la Seguridad, un acuerdo "a preservar y en el que estamos todos los grupos municipales juntos". En ese sentido, se ha mostrado abierto ha incorporar nuevas medidas a las 35 existentes y ha llamado a "no utilizar nunca el concepto de seguridad como un elemento de confrontación".

Por último, ha asegurado a los nuevos agentes que el Ayuntamiento no va a "escatimar ni en recursos materiales ni en recursos humanos" para que puedan realizar su labor "en las mejores condiciones".

Por su parte, la concejala de Seguridad, Amaia Arregi, ha dado la bienvenida a la Policía Municipal de Bilbao a los 104 nuevos agentes y ha destacado que éste es un cuerpo policial con "una gran trayectoria, concretamente 175 años de historia el próximo 8 de noviembre, y un modelo para otras policías locales".

Tras destacar que la de Bilbao es "una Policía cercana a la ciudadanía, de proximidad", Arregi ha pedido a los nuevos agentes "ilusión, compromiso y buen hacer". También les ha recordado la vocación de "servicio público" de la Guardia Urbana "encaminada a dar la mejor atención a las personas", y ha señalado que la ampliación de la plantilla es "el principal recurso del que dispone el Ayuntamiento de Bilbao para materializar los compromisos de la Policía Municipal con su modelo de policía vecinal".

"Lo más importante son el bienestar y la seguridad de los bilbaínos y de las personas que nos visitan, que nunca se os olvide", les ha dicho a los nuevos agentes.

NUEVA PROMOCIÓN

La media de edad de estas nuevas incorporaciones es de 30 años, teniendo la persona más joven 22 años y la mayor 41. Con la llegada de estos nuevos agentes se reduce la media de edad del total de la plantilla, la cual es en estos momentos de 45,15 años.

Respecto al nivel académico de los nuevos agentes, 16 son licenciados universitarios, 36 han realizado grados, 51 han cursado estudios de FP o Bachillerato superior y uno tiene ESO. Además, esta es la promoción "más euskaldun", debido a que 103 personas acreditan perfil de euskera (PL3 y PL2).

Un total de 14 agentes procedían de otras policías o habían realizado con anterioridad el curso de formación, por lo que fueron convalidados y desde febrero se encuentran realizando el periodo de prácticas en la calle en las Inspecciones Vecinales.

Los 90 aspirantes no convalidados han realizado todo el curso en la Academia de Policía Vasca y Emergencias. A partir de este martes, una vez realizado el nombramiento y la toma de posesión de la plaza de Agente de la Policía Municipal de Bilbao, los 96 agentes que provienen de realizar el curso en Arkaute se incorporan a las Inspecciones Vecinales, donde permanecerán por un periodo mínimo de cuatro años, al igual que los 14 agentes que están ya en las Inspecciones Vecinales desde hace unos meses.

El proceso de selección de los aspirantes se realiza mediante sistema de concurso-oposición, procedimiento que incluye una fase de selección, un curso de formación y un período de prácticas, todo ello de carácter obligatorio. Después de un periodo de formación académica se incorporan a la plantilla de la Policía Municipal de Bilbao tras recibir sus correspondientes diplomas.

Estos nuevos y nuevas agentes saldrán además a la calle luciendo las nuevas hombreras de graduación, que han sido modificadas para ajustarse a las categorías aprobadas por la Ley de Policía Vasca. Desde esta misma semana todos los agentes y mandos de la Policía Municipal de Bilbao llevan en sus uniformes las nuevas hombreras de graduación.

Desde el año 1999, en la Policía Municipal de Bilbao se han creado 12 promociones regenerando así la plantilla con casi 500 nuevas incorporaciones (cubriendo los puestos que quedan vacantes por jubilaciones y ampliando la plantilla), además de reducir la media de edad de los agentes.

Lo más