• Martes, 23 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

RECICLAJE

La producción textil es responsable del 20% de la contaminación del agua limpia del mundo: "Teñido y acabados"

Según distintos expertos, la solución pasa por producir mucho menos, de mejor calidad y que sea reparable.

Audio

Alberto Sanz
Alberto Sanz

Redactor Cope Navarra

Pamplona

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 19 jun 2024

Los residuos textiles son una consecuencia directa de nuestro sistema económico lineal. En todo el mundo, la inmensa mayoría de los textiles (más del 80%) se desechan: se incineran, se depositan en vertederos o acaban en el medio ambiente. Los sistemas de recogida selectiva de textiles están poco desarrollados y no recogen todos los textiles que se ponen en el mercado. Actualmente, los productos no siempre están diseñados para durar y a menudo son difíciles de reciclar. De ello hablamos con Julen Rekondo, experto en temas ambientales y Premio Nacional de Medio Ambiente.

Los residuos textiles son una consecuencia directa de nuestro sistema económico lineal. En todo el mundo, la inmensa mayoría de los textiles (más del 80%) se escapan del sistema cuando se desechan: se incineran, se depositan en vertederos o acaban en el medio ambiente. Los sistemas de recogida selectiva de textiles están poco desarrollados y no recogen todos los textiles que se ponen en el mercado.

La recogida selectiva es la única forma de evitar que los textiles acaben en el flujo de residuos o, peor aún, en el medio ambiente

En nuestro sistema textil actual, la mayoría de los modelos de negocio son lineales: se basan en grandes volúmenes de productos nuevos, fabricados con recursos vírgenes, que a menudo se utilizan durante poco tiempo y luego se tiran. Actualmente, los productos no siempre están diseñados para durar y a menudo son difíciles de reciclar.

La recogida selectiva es la única forma de evitar que los textiles acaben en el flujo de residuos o, peor aún, en el medio ambiente. Pero hoy en día, la recogida selectiva y la clasificación no son rentables. Recoger y gestionar los textiles desechados tiene un coste (más allá de los textiles con alto valor de reutilización), y las empresas de clasificación de todo el mundo experimentan dificultades de rentabilidad. Este es un obstáculo clave para lograr una economía circular de los textiles.

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEM), en uno de sus últimos informes describe el panorama de los residuos textiles de la siguiente manera: mucha generación de residuos y poca recogida selectiva, que significa que en una importante proporción acaba mezclada con otros residuos. España está entre los primeros generadores de residuos, con una gran proporción de desechos que terminan en el cubo de basura general y una tasa material reciclable recuperado muy bajo: un 3% frente al 12% de media en la UE.

Solo en la Unión Europea se tiran unos 7 millones de toneladas de textiles al año

La industrial del textil y de la moda es una de las más contaminantes del planeta. Pero, ¿cuáles son los impactos ambientales que genera? Según la publicación Residuosprofesional, se necesita mucha agua para producir textiles, además de tierra para cultivar algodón y otras fibras. Un ejemplo: para fabricar una sola camiseta de algodón se necesitan 2.700 litros de agua dulce, suficientes para satisfacer las necesidades de agua potable de una persona durante dos años y medio.

Por otra parte, se estima que la producción textil es responsable de alrededor del 20% de la contaminación del agua limpia del mundo por los productos de teñido y acabado.

Se calcula que la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos.

Nivel de producción

Siguiendo con el informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEM), el nivel de producción necesario para tener a la mano un flujo constante de nuevas camisetas a 4 euros, pantalones a 16, vestidos o faldas a 20 ha convertido a la moda en una de las mayores presiones sobre el medio ambiente: consume gran cantidad de agua, materias primas y plástico además de comerse grandes extensiones de terreno para fabricar al ritmo exigido.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Actualmente, ya tienen un sistema de separación obligatorio funcionando en Francia, Italia, Finlandia, Bélgica, Polonia, Dinamarca y Eslovenia. En 2025 será obligatoria en todos los países, incluida España

Solo en la Unión Europea se tiran unos 7 millones de toneladas de textiles al año. 16 kilos por persona. En España son unos 21 kilos por ciudadano cada año. Prácticamente toda esa basura se genera en los hogares –son residuos postventa– y casi toda es desperdiciada. Gestionar tal cantidad de desechos se ha convertido en una necesidad. La ley europea obligará dentro de seis meses (2025) a que todos los estados tengan recolección separada de prendas.

En el caso de Navarra, según datos que proceden fundamentalmente de la Oficina de Prevención de Residuos, promovida por el Gobierno de Navarra, y de Emaús Navarra, y la media de recogida selectiva por generación es de un 16,48% -la segunda más alta del Estado, cuando la media estatal de recogida selectiva de residuos textiles es de un 12,16%. Por tanto, en Navarra, se desecha el 83,52% de ropa. En nuestra comunidad, Traperos de Emaus hace una labor encomiable, de la que hemos hablado en esta sección en otras ocasiones.

Actualmente, ya tienen un sistema de separación obligatorio funcionando en Francia, Italia, Finlandia, Bélgica, Polonia, Dinamarca y Eslovenia. En 2025 será obligatoria en todos los países, incluida España. Además, la norma exige que se implante un esquema de responsabilidad ampliada del productor, es decir, que sean los vendedores de ropa los encargados de recolectar los residuos para reciclarse.

Agencia Europea de Medio Ambiente

Con todo, los países de la Unión Europea tienen una capacidad de reutilización y reciclado limitada, por lo que una proporción grande de las prendas que se recogen son exportadas a terceros países, sobre todo de Asia y África. “Y su destino es incierto”, subraya la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Según distintos expertos, se trataría de producir mucho menos, de mejor calidad y que sea reparable.

De hecho, la nueva normativa europea especifica que los productores deben promover la reutilización y la reparación porque están reconocidas como prácticas “medioambientalmente más sostenibles” por delante del mero reciclado. Así y todo, está el problema de un nuevo circuito de fast fashion, con los mismos niveles de consumo de prendas.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar