Boletín

COPE NAVARRA

Las 'villavesas' baten récord

VILLAVESA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:36

El Transporte Urbano Comarcal de Pamplona registró en 2018 un total 39.007.864 viajes, según el balance provisional de dicho servicio, lo que supuso el máximo histórico registrado hasta la fecha, con un incremento del 5,5% respecto a 2017.

Se trata del cuarto año consecutivo de crecimiento tras la tendencia decreciente registrada entre los años 2009 y 2014. Se superan por tanto los resultados de 2008 (38.518.647 viajes) registrados antes del comienzo de la crisis económica, según ha informado la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

En lo que se refiere al transporte urbano, según los datos provisionales pendientes de verificación, durante 2018 se alcanzaron 39.007.864 viajes, lo que significa un incremento de 2.016.384 respecto al año anterior (un 5,5% más). Dentro de la tendencia de crecimiento experimentada desde el año 2015, el incremento de viajes se ha acentuado a partir del final del año 2017, pasándose de un incremento de viajes de entre el 4,1% y el 4,3% en los años 2015 a 2017 al 5,5% registrado en 2018.

Porcentualmente, el transporte diurno registró un aumento en el número de viajes del 5,4% mientras que el incremento del nocturno fue del 8,7%. En 2018 las líneas más utilizadas volvieron a ser la línea 4 (Barañáin - Villava) con 8.297.701 viajes y la línea 7 (Villava - Chantrea - Barañáin) con 3.620.195.

También la línea 4 fue la que experimentó el mayor crecimiento en el número de viajes respecto al año anterior con una subida de 351.557, lo que supuso un incremento del 4,4%. Asimismo registraron una importante subida la línea 16 (Aizoáin - Noáin - Beriáin), que sumó 253.521 viajes más (aumento del 8,6%); la línea 7 (Villava - Chantrea - Barañáin), con 175.381 viajes más (incremento del 5,1%), y la línea 21 (Circular Este: Centro - Ansoáin) con 158.896 viajes más y un aumento del 12,9%, siendo además esta última la de mayor incremento relativo.

Entre las líneas nocturnas la más utilizada fue un año más la N7 (Paseo de Sarasate - San Jorge - Chantrea - Baja Navarra) con 209.691 viajes y el mayor incremento porcentual lo experimentó la línea N9 (Paseo de Sarasate - Orkoien) con un aumento del 29%.

El único descenso en las líneas del transporte urbano lo experimentó la línea 8 (Plaza Blanca de Navarra - Buztintzuri) con una bajada del -0,3%.

Por otra parte, la Mancomunidad incorporó entre junio y noviembre doce autobuses con motor híbrido a la flota del Transporte Urbano Comarcal. De ellos, ocho son articulados, con 18 metros de longitud, y los otros cuatro son rígidos, con 12 metros de longitud. Con los doce nuevos autobuses la flota ya cuenta con 33 vehículos con tecnología híbrida, lo que supone un 23,1% del total.

Lo más