El Ayuntamiento de Pradejón asume la gestión de la empresa turística 'Fungiturismo'

El alcalde de la localidad, Óscar León, explica que el Consistorio pradejonero "potenciará" este proyecto turístico puesto en marcha hace ahora seis años

Audio

Carlos Cuartero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:05

El Ayuntamiento de Pradejón asume la gestión de 'Fungiturismo' para seguir potenciando la promoción cultural y pedagógica del cultivo del champiñón y las setas.

Así lo ha confirmado este mediodía en COPE Rioja Óscar León, el alcalde pradejonero, que sigue creyendo en el potencial de este proyecto turístico, cuya gestión ha corrido a cargo, durante los últimos seis años, de cinco empresas del sector.

León asegura que, lejos de cerrarse, 'Fungiturismo' “se potenciará todavía más desde el Ayuntamiento pradejonero”, que destinará este año una partida de 45.000 euros al sostenimiento de esta empresa de promoción turística local y regional.

Sobre 'Fungiturismo'

Dos emprendedores y cinco empresas del sector del cultivo de champiñón y setas, con el apoyo del Ayuntamiento de la localidad, pusieron en marcha hace seis años el proyecto 'Fungiturismo', convirtiéndose así en el primer servicio turístico de España centrado en la promoción cultural y pedagógica del cultivo de champiñón y las setas.

Ahora, la gestión de la empresa cambia de manos y será el ayuntamiento el máximo responsable del proyecto turístico que tantos beneficios ha reportado a la localidad.

“Creíamos que era un proyecto perfecto para poder seguir adelante con él. Estos días se está cerrando todo el papeleo de la cesión y sacaremos un pliego para que, a través del ayuntamiento, una empresa externa gestione las instalaciones del centro de interpretación del champiñón, las visitas y todo lo que se hacía hasta ahora”, explica el alcalde.

La iniciativa fue pionera en el ámbito internacional dentro del sector y ha ofrecido, a lo largo de estos años, diferentes actividades y visitas guiadas a los cultivos del champiñón y la seta, convirtiendo a Pradejón en un punto de llegada de alrededor de 5.000 turistas al año. Un complemento perfecto al enoturismo en Rioja Baja que, además, ha propiciado que el municipio se mueva constantemente en torno al turismo con la creación del museo urbano (más de una decena de intervenciones artísticas en los murales de la ciudad) o la restauración de la bodega de vino que está a punto de inaugurarse.

Lo más