• Lunes, 17 de junio 2024
  • ABC

COPE

Promotores avisan de que hasta dentro de "como mínimo" tres años no se podrá construir vivienda asequible

La tramitación administrativa sigue ralentizándose, incluso con menos proyectos de vivienda plurifamiliar que en años anteriores

Audio

Cope MallorcaBaleares

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:32

La emergencia habitacional ya no es una amenaza, es una realidad. El análisis de los datos de licencias del año 2022 y la evolución de los visados de obra nueva, permiten una predicción muy negativa para el mercado de vivienda de residentes en Baleares. Desde la Asociación Profesional de Promotores Inmobiliarios de Baleares (PROINBA) señalan que de seguir con la tendencia actual, no hay posibilidad de solucionar a corto plazo la falta de vivienda digna y asequible para la población de Baleares.

Los promotores advierten que promover nueva vivienda de protección pública es imposible habiendo pasado un año desde la firma del acuerdo de modificación del precio del módulo de vivienda protegida. No hay suelo disponible ya que se ha eliminado todo el suelo urbanizable con posibilidad de construir vivienda asequible.

La tramitación administrativa sigue ralentizándose, incluso con menos proyectos de vivienda plurifamiliar que en años anteriores. La confusión y entramado normativo afecta a los propios funcionarios, a lo que debe añadirse, el retraso en la aprobación de los planes urbanísticos de Palma y Calviá.

El Presidente de la Asociación, Luis Martín, señala que si se sigue en esta línea se tardará entre 8 y 12 años en poder construir viviendas a precios asequibles; "Tenemos un problema igual al de hace cuatro años pero más grave, porque no se ha avanzado nada en materia de vivienda y, además, ha aumentado la población. La situación de la falta de vivienda ha pasado a ser un problema de vital importancia y prácticamente irresoluble", ha afirmado.

LICENCIAS

Uno de los problemas que retrasan la creación de viviendas son las licencias. Martín señala que pueden pasar hasta dos años para obtenerlas al igual que el proyecto de final de obra; "La tramitación de las licencias es terrible, con esperas de hasta dos años en municipios como Palma, cuando, según la ley, deberían estar concedidas en un plazo máximo de tres meses. El hecho de que las licencias se demoren hasta dos años también influye en la carestía de los precios de las viviendas, ya que aumentan, tanto los costes financieros, sumándose intereses, como la inflación", ha señalado.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar