COPE

Custodia compartida de las mascotas: ¿Con quién se quedan tras una separación?

¿Qué sucede con los animales tras una separación? En los últimos dos años han aumentado los casos de custodia e incluso se hacen conciliaciones.

Custodia compartida

Foto de Personas creado por nakaridore - www.freepik.es

Cristina Llamas

Redactora COPE Mallorca

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:55

No hay duda de que un animal, cuando llega a casa, se convierte en uno más de la familia, pero...¿qué ocurre cuando la pareja que vive con su mascota decide separarse?

En Vestalia Asociados explican que, aunque el Código Civil todavía no se ha reformado y los más pequeños y peludos de la casa siguen teniendo el estatuto jurídico de ''cosa'', el 1 de enero de 2019 se presentó una propuesta de ley en el Congreso de los Diputados que podría cambiar este concepto, ya que los animales pasarían a ser considerados seres vivos dotados de sensibilidad y no cosas. De esta manera podrían contar con su propio estatuto jurídico. Esto va a significar que, en un proceso de separación o divorcio o de crisis de pareja, la autoridad judicial deberá confiar al animal a una de las partes atendiendo al interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal. ''En materia de custodia y régimen de visitas de nuestros queridos 'animales no humanos‘ se regirá por un sistema similar al de la custodia de los niños'', explica la abogada y experta en la materia Adriana Rodriguez.

En los últimos dos años, y especialmente este 2020, han notado un significativo aumento de las consultas relacionadas con custodia de animales domésticos en parejas que no están casadas ni constituidas como pareja de hecho, un escenario más complicado si las partes no llegan a un acuerdo.

¿Existe la custodia compartida de las mascotas?

La mayoría de los casos que han tenido y tienen en el despacho en relación con la custodia de animales se dirimen dentro de un proceso de divorcio o de un proceso de guarda, custodia y alimentos (en este último caso cuando la pareja no está casada y tiene hijos).

Asegura la experta en la materia Adriana Rodriguez, que toda la familia tiene derecho a tener contacto con el animal en caso de separación y añade que ''el hecho de poder regular la situación de los animales dentro de un proceso de divorcio hace todo mucho más fácil, pues si el proceso en cuestión se tramita de mutuo acuerdo, nos ofrece la posibilidad de incluir dentro del Convenio Regulador de Divorcio una cláusula donde podemos recoger los pactos a los que lleguen las partes implicadas en relación con su mascota''.

Por ejemplo, si los progenitores acuerdan una custodia monoparental a favor de uno de ellos, por normal general ambos están de acuerdo en que el animal conviva con los niños y, por ende, con el progenitor custodio. ''En raras ocasiones te encuentras con progenitores que no quieran que el perro tenga el mismo régimen de custodia que sus hijos, pues saben que separarlos de su mejor amigo solo podría acarrear un perjuicio tanto a los niños como al animal'', destaca.

Maneras de llegar a un acuerdo

Mediante un proceso amistoso: En el mismo Convenio Regulador se establecerán las pautas respecto a las mascotas como su guarda y custodia, cómo hacer frente a los gastos o el régimen de visitas.

Aunque se tendrá en cuenta la capacidad de adaptación del animal, por ejemplo, con los perros, se puede establecer una custodia compartida cada semana. Sin embargo, explican desde Vestalia Asociados que a los gatos les cuesta más adaptarse y por lo tanto recomiendan establecer unos periodos superiores a los 3 meses.

Cuando no hay posibilidad de llegar a un acuerdo, la única vía que nos queda es la judicial.

Mediante un procedimiento contencioso: Como comentábamos anteriormente, actualmente, la propuesta de ley establece que será el Juez quien, atendiendo al interés del animal y de los miembros de la familia, decida sobre su cuidado, independientemente de quién sea su dueño.

¿De qué dependerá que me den la custodia?

Los criterios para la atribución del cuidado a una de las partes se basarán, principalmente, en los horarios laborales y posibilidad de atender a las rutinas de los animales, la adecuación del domicilio para las necesidades del animal, así como las rutinas anteriores a la ruptura de la pareja.

''Lo primordial es actuar con sentido común y pensando siempre en las medidas que redunden en un mayor beneficio para el animal''. Si, por ejemplo, una pareja se separa y uno de los dos se va a vivir a una casa con jardín y el otro a un piso de 40 metros cuadrados y, además se junta que por sus circunstancias laborales solo puede pasearlo una vez al día, ''lo lógico y sensato, pensando en el mayor bienestar del animal, sería que la mayor parte del tiempo la pase en la casa que tiene mayores dimensiones, pues el animal va a estar mucho mejor'', concluye Adriana Rodriguez.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 4

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Granada - Omonia

Granada - Omonia

Escuchar
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

AZ - Real Sociedad

AZ - Real Sociedad

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE