Más directos

Tribuenales

Un defecto en la convocatoria del jurado obliga a aplazar el juicio por el asesinato de Ana Enjamio

En el banquillo se sentará el único acusado por este crimen cometido en diciembre de 2016, su ex pareja, César Adrio.

Ana Enjamio2

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:05

Aplazado hasta el nueve de diciembre el jucio por asesinato de la joven Ana Enjamio, asesinada en Vigo en diciembre de 2016. Un defecto en la tramitación de la convocatoria de los candidatos que iban a formar parte del jurado popular ha sido el motivo de este aplazamiento. En concreto, este defecto se ha producido en la tramitación del cuestionario que dichos candidatos deben cumplimentar de manera obligatoria.

El juicio iba a comenzar este jueves en la sección quinta de la sede viguesa de la Audiencia Provincial de Pontevedra y estaba previsto que se prolongase hasta el 22 de noviembre.

28 puñaladas acabaron con la vida de Ana Enjamio.

La joven ingeniera, Ana Enjamio, fue asesinada en la madrugada del 16 de diciembre de 2016, hace ahora casi dos años. El presunto asesino, César Adrio, era su compañero de trabajo y había mantenido con él una relación sentimental que había finalizado meses antes de que se produjese el trágico desenlace. El único acusado por este crimen estaba casado y tenía dos hijos cuando inició la relación con la víctima, y tras la ruptura llegó a señalar a sus allegados que había roto su familia por estar con Ana, por lo que si ella no estaba con él no estaría con otra persona.

Horas antes de acabar con su vida, víctima y presunto asesino había estado juntos en la cena de Navidad de la empresa en la que ambos trabajaban. Según la investigaciones realizadas en su momento, César Adrio, desapareció esa noche sin despedirse de nadie al darse cuenta de que Ana se marchaba para casa. La joven realizó el trayecto de regreso a su piso de la Avenida de Madrid de Vigo en el coche de una amiga y acompañada además de otras dos personas.

Según apunta la Fiscalía, el presunto asesino se desplazó hasta las inmediaciones de la residencia de Ana y una vez allí, y tras rajar las ruedas del coche de la víctima, la esperó hasta que la joven llegó y sus acompañantes se fueron. Una vez que Ana se quedó sola, la abordó de manera inesperado cuando procedía a entrar en el portal y con un cuchillo o navaja le asestó 28 puñaladas, de las cuales 12 le alcanzaron el corazón. Ana no tuvo posibilidad de defenderse.

Tras el asesinato, César Adrio se fue a casa de sus padres, se duchó, se cambió de ropa e hizo desaparecer el arma del crimen. También hizo desaparecer el teléfono movil que había sustraído a la víctima y de la ropa que llevaba puesta cuando asestó las puñaladas mortales a Ana Enjamio.

Delitos que se le imputan y petición de penas

La Fiscalía solicita para César Adrio 25 años de cárcel por el asesinato, y dos años por un delito de acoso a la víctima. Además, reclama la prohibición de acercarse durante 10 años a la familia de Ana Enjamio, a la que deberá indemnizar con 450.000 euros por daños morales.

Por su parte, la acusación popular, que ejerce la Xunta de Galicia, pide para el acusado una condena total de 33 años de prisión. 25 años por el delito de asesinato, 3 años por un delito continuado de coacciones o subsidiariamente, 2 años por un delito de acoso ilegítimo y otros 5 años de cárcel por el delito de vulneración de la intimidad.

Lo más