COPE

Conservación de la naturaleza

Evitar charcos, barracas de feria o luces ornamentales: lo que padecen los árboles de la alameda de Pontevedra

El Concello de Pontevedra talará cuatro ejemplares y tratará un centenar de los 112 árboles que actualmente componen la alameda de la capital de las Rías Baixas.

Audio

Imagen del primer árbol que debe ser talado.

Pontevedra

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:38

Después de un análisis especializado sobre el estado de salud de los árboles que componen la alameda de Pontevedra, el Concello ha decidido talar dos chopos, un tilo y un roble que son irrecuperables. Del total de 112 ejemplares, se realizarán diversas labores de mantenimiento en un centenar de ellos.

Según el concejal de Desenvolvemento Sostible, Iván Puentes, los árboles que se encuentran en peor estado son los de la zona entre la cafetería de la alameda y la plaza de España. Además de causas naturales, ser un espacio de uso público en el centro urbano afecta notablemente a la salud de estas especies. En concreto, el edil socialista ha reconocido que compactar el terreno para evitar que se embarre con la lluvia hace que a las raíces de los árboles llegue con mayor dificultad el agua y que el terreno esté menos oxigenado. Otro error ha sido colocar focos en el suelo, al pie de las raíces de algunos ejemplares, con la intención de embellecer el entorno por las noches pero que da un calor perjudicial a los árboles. Tampoco se ha tenido en cuenta que los vehículos pesados y estructuras que se colocan en fiestas como la Peregrina o la Feira Franca afectan al terreno y, cuando dañan por accidente algún árbol, le provocan heridas por las que penetran hongos que acaban por hacer que se pudran por dentro.

Comunicadas las causas a la concejalía de Fiestas

A pesar de la autocrítica y que el departamento de Parques y Jardines haya comunicado al servicio de Fiestas los errores que se han cometido hasta ahora, desde el gobierno local subrayan que la alameda continuará utilizándose aunque teniendo en cuenta perjudicar lo menos posible el arbolado.

En una semana se talarán los cuatro ejemplares en peor estado, serán repuestos por otros árboles y, a mayores, la concejalía de Desenvolvemento Sostible tiene previsto hacer nuevas plantaciones en zonas en las que originariamente la alameda también estaba poblada.

Este estudio pormenorizado llega después de que en septiembre de 2020 un platanero se partiese a la mitad, cayendo hacia la acera de la calle Alameda, y un año después, un roble se desplomó al lado del palco de la música. Sobre este último accidente, el concejal Iván Puentes incidió en que, en una revisión visual, no se pudo apreciar la enfermedad del árbol: "Era un exemplar que aparentemente estaba san, que non tiña ningún tipo de afección exterior que puidese alertar do seu estado de saúde. Pero tiña un vicio oculto, tiña fungos no seu interior, a árbore estaba podrecida e efectivamente provocou esa caída".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo