Costas inicia las obras de recuperación del puerto de las antiguas balleneras de Morás

Costas inicia las obras de recuperación del puerto de las antiguas balleneras de Morás

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:47

Lugo, 04 de diciembre.- La subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, supervisó hoy el inicio del “ambicioso proyecto” que desarrollará Costas para recuperar una zona de situada entre “las antiguas balleneras” y el Portiño de Morás -en el municipio de Xove-, que se acondicionará con la creación de un paseo peatonal, un nuevo acceso a la playa y la puesta en valor del pasado industrial de este lugar.

La inversión prevista, financiada por el Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, es de 360. 544 euros.

El paseo peatonal que será instalado es de madera y contará, además con alumbrado público y mobiliario urbano.

Para su construcción se utilizará el trazado de la carretera que actualmente comunica esa zona, porque el proyecto también contempla la construcción de un nuevo vial, con un trayecto distinto, que se situará algunos metros hacia el interior, para “suprimir el tráfico rodado de la zona más próxima” a la línea de costa, precisó Rodríguez, porque ese espacio quedará “reservado en exclusiva para las personas”.

Además, subrayó, esta actuación ambiental “también tiene un destacado componente cultural”, dado que será completada con la colocación de paneles informativos que “darán testimonio del pasado industrial de esta zona”, que tuvo “gran importancia para la economía de A Mariña”.

Así, “se aprovechará para recordar y poner en valor las actividades relacionadas con la caza y comercialización de ballenas”, pues en la zona hubo varias industrias dedicadas a ese negocio, así como “con la fabricación en ese mismo lugar de los dolos, los elementos estructurales de hormigón que se usaron en la construcción de los espigones del puerto de Alcoa (San Cibrao), y que fueron diseñados para encajar unos en otros, a modo de puzzle, para resistir la fuerza del mar”.

Las obras tienen un plazo de ejecución de seis meses y fueron encargadas a la empresa pública Tragsa.

Lo más