Boletín

pazo de raxoi

El PP denuncia al menos 15 contratos del Concello de Santiago a familiares del gobierno

Los populares lamentan la querencia de los contratos "a dedo" y adjudicaciones a "parejas, hermanas o cuñados" de concejales de Compostela Aberta.

Sánchez Brunete en rueda de prensa

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:54

Al menos una quincena de contratos, pero "esto es solo la punta del iceberg". El PP abría ayer la caja de Pandora en el Pazo de Raxoi, con estas acusaciones. Los populares aseguran que se está echando mano de prácticas contractuales rápidas, como son las adjudicaciones menores, de menos de 15.000 €, que no tienen que sacarse a concurso público, para beneficiar a allegados de Compostela Aberta.

Esa quincena de contratos analizados ascendería a 60.000 €. Habrá que analizar su legalidad, reconocía el concejal popular Alejandro Sánchez Brunete, pero pide explicaciones.

"Se están transfiriendo rentas de las familias de Santiago a los famliares y parientes, parejas, hermanas, posiblemente cuñados del gobierno municipal y ello exige explicaciones".

Pedía el PP que se demuestre la necesidad de una contratación externa y que si era indispensable para el interés público beneficiar a parientes del gobierno de Martiño Noriega. También se pregunta si se considera ético, más allá de la legalidad. Se preguntaba Sánchez Brunete qué sucedería si fuesen contratados familiares del PP, y se contestaba: "Estarían cesados".

En cuanto a las empresas contratadas, sobretodo en el ámbito de servicios y de cultura. Hay contratación de actividades "supuestamente artísticas o del ámbito supuestamente cultural". Decía el concejal popular que se contrata directamente a determinadas entidades participadas por familiares de miembros del gobierno municipal.

Relación de contratos denunciados

Relación de contratos denunciados por el PP

Hay implicados tres concejales y "el ojo que todo lo ve y todo lo consiente, que es el señor Noriega". También apuntaba Sánchez Brunete que hay un caso especialmente grave en el que "el familiar reiteradamente beneficiario recibe el contrato del familiar que ocupa un cargo público en el Ayuntamiento de Santiago".

EL ALCALDE SE ENFADA

Martiño Noriega ayer ser mostraba muy enfadado ante los medios de comunicación, tras las denuncias. Insistía una y otra vez en que "no todo vale" en política. Mantiene que llamó a su despacho al líder de la oposición, Agustín Hernández para mostrarle su disconformidad con esta manera de hacer política.

En una comparecencia pública tiraba de consignas para atacar a las filas populares: "Contra a mafia, democracia", decía, o "Cree el ladrón que todos son de su condición". Además apelaba a los comicios locales y a que hablarán las urnas, al entender que hay nerviosismo en el PP por los resultados que les dan las encuestas.

Al margen de este contraataque, pocas explicaciones. "Hay que estar muy desesperado para traspasar determinadas líneas". Sí negaba las acusaciones, aseguraba que su pareja nunca fue contratada directamente por el Concello compostelano y amagaba con ir a los tribunales. No ya él, sino las personas o instituciones por sentirse "difamadas".

Lo más