Boletín

La antigua sede de Fenosa no se derribará

El Tribunal Superior homologa la solución propuesta tras la mediación

El arquitecto denunciante recibirá una compensación

Antigua sede de Fenosa

Antigua sede de Fenosa

Noela Bao

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:07

El Tribunal Superior ha homologado la solución para evitar el derribo de la antigua sede de Fenosa. La Sala de lo Contencioso-administrativo ha respaldado en pleno “por mayoría” los acuerdos al que han llegado el denunciante, el Ayuntamiento y los vecinos del edificio de Fernando Macías tras la mediación entre las partes comandada por el expresidente del Supremo Pascual Sala.

Así, se sustituye la sentencia de derribo por una serie de medidas que incluyen una indemnización para la parte demandante por daños morales y los costes asumidos en el procedimiento judicial, cuyo coste no ha trascendido oficialmente. Se ha acordado la construcción de un edificio con 50 viviendas de protección en el Parque Ofimático, que será parte de la compensación, según reconocía en los últimos días el concejal de Rexeneración.

Según el TSXG, el convenio de mediación incluye además la confección de “un catálogo de buenas prácticas urbanísticas” para evitar que se vuelvan a dar situaciones como esta y el compromiso de “iniciar las actuaciones urbanísticas necesarias para la legalización del antiguo edificio de Fenosa como inmueble singular”.

Una solución no extrapolable a otros casos de derribo 

El alto tribunal gallego resalta que el acuerdo evitará el coste público que supondría el derribo del edificio, estimado en unos 60 millones de euros, así como la reconstrucción de la antigua sede de Fenosa, cuya legalidad estaría también comprometida al no ajustarse al planeamiento vigente.

En la decisión los magistrados han tenido en cuenta “las singularidades de este caso concreto”, por lo que no sería extrapolable de forma directa a otros casos de amenaza de derribo. Advierten de que cualquier nueva petición relacionada con el caso “habrá de entenderse, en principio, como un abuso de derecho”, dado el amplio conocimiento público del asunto y el tiempo transcurrido desde la presentación de la denuncia, más de 21 años. Recuerdan que desde entonces no se han personado en la causa más partes que las que suscriben la petición de homologación.

Lo más