COPE

SALUD

Pediatras lamentan que la falta de recursos complica la prevención de otras enfermedades que no son COVID

Pediatras valencianos lamentan que la falta de recursos y el seguimiento especializado que se realiza por COVID, complican la prevención y el tratamiento de otras enfermedades

Pediatras valencianos

ABC

Isabel Moreno

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:04

Según la Sociedad Valenciana de Pediatría (SVP), los pediatras de la Comunidad Valenciana dedican gran parte de su tiempo al diagnóstico, rastreo y seguimiento del Covid19 en niños y adolescentes. En su jornada laboral, se encargan de realizar pruebas PCR y el seguimiento de los niños con sospecha de posible contagio. Realizan muchas tareas burocráticas que, acorde con la sociedad médica, restan tiempo y calidad a la asistencia sanitaria que reciben las familias. Además, el volumen de consultas por sospecha de coronavirus ha aumentado en los últimos meses a causa de la apertura de los centros escolares y la mayor socialización de los menores.

En palabras de Luis Carlos Blesa, presidente de la SVP, “estamos atendiendo consultas por síntomas leves que, en un otoño normal, no habríamos recibido. Sin embargo, como en este contexto podrían ser síntomas de COVID, son motivo de consulta muy frecuente. Los pediatras tenemos así que encargarnos de la gestión de los posibles casos de Covid al mismo tiempo que intentamos atender a todos los niños con otras patologías cuyo tratamiento no se puede retrasar”. De esta forma, considera que la falta de recursos humanos y técnicos complica la prevención y el tratamiento de enfermedades diferentes que también afectan a la salud de los niños.

En esta misma línea, los pediatras de la SVP han detectado que actualmente las familias tienen más dificultad para acudir a los centros de salud con los menores debido, en algunos casos, al miedo al contagio y, en otras muchas ocasiones, a las dificultades de acceso telefónico por el contexto pandémico que obliga a esa valoración previa, sin que desde la Administración se hayan habilitado soluciones adecuadas para ello. Por lo que patologías, que serían de tratamiento sencillo en una fase inicial o, por lo menos, no demorada, se pueden complicar a causa de la falta de asistencia. “Esta situación puede empeorar a medida que avance el otoño y bajen las temperaturas, debido al aumento de las infecciones respiratorias, sobre todo en los niños menores de 6 años de edad” explica Luis Carlos Blesa.

Administrar la vacuna de la gripe a los niños más vulnerables es esencial

En este contexto de saturación de la Atención Primaria de Pediatría en la Comunidad Valenciana, se estima que la administración de la vacuna de la gripe a los colectivos de niños y adolescentes prioritarios, junto con las medidas epidemiológicas vigentes, disminuya el nivel de contagio de esta infección, reduciendo así las consultas en los centros de salud y las hospitalizaciones de menores. Entre esos grupos se encuentran, según las indicaciones de la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), los niños y adolescentes mayores de 6 meses de edad con riesgo de sufrir una gripe complicada debido a circunstancias específicas o enfermedades de base, como, por ejemplo, patologías respiratorias crónicas o cardiovasculares; y los niños mayores de 6 meses de edad que convivan con pacientes de riesgo, sobre todo si estos no pueden recibir la vacuna antigripal. El objetivo último es proteger tanto a los niños como a su entorno más cercano para delimitar la infección.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar